Zamorano, como si tuviera juguete nuevo

El delantero chileno dijo sentirse como el papá del grupo de chicos chilenos que están luchando por cumplir el sueño de una medalla olímpica en el fútbol.

15 de Septiembre de 2000 | 11:37 | EFE
MELBOURNE.- El chileno Iván Zamorano, máximo goleador del torneo olímpico de fútbol, señaló este viernes que su experiencia en los Juegos está siendo "excitante" y que está "disfrutando como un niño".

Zamorano, máximo goleador de la Liga española, campeón de la Copa de la UEFA con el Inter de Milán y ganador en dos ocasiones del Premio Efe al mejor jugador iberoamericano del campeonato español, afronta un reto inesperado: la consecución de una medalla olímpica.

"Es algo especial, no estaba en mis planes jugar con 33 años, pero me siento muy bien rodeado de chicos que serán el futuro del fútbol chileno. Me siento un poco el papá y eso me hace bien. Estoy disfrutando como un niño con un regalo nuevo", indicó.

El delantero, en un encuentro con la prensa española, señaló que decidió aceptar la convocatoria del técnico Nelson Acosta, "para conocer de cerca qué son unos Juegos" y que la experiencia es "muy positiva".

La participación del delantero del Inter es la principal preocupación de la selección olímpica española de fútbol, que podría encargar su marcaje al defensa del Atlético Iván Amaya, algo que no le preocupa. "No me preocupa quién me marca, creo que es al revés y que el que debe estar preocupado es el defensa".

"El objetivo es sacar un medalla y ganar experiencia, pero todo eso hay que trabajárselo en la cancha. Respetamos mucho a España, pero lo normal es que Brasil e Italia lleguen a la final", agregó.

Zamorano jugó infiltrado el encuentro ante Marruecos, para que no le doliese la pierna, y tuvo que someterse a una operación quirúrgica en una uña del pie. "A Chile le falta regularidad. Es el mismo caso que España, que va como favorita a todos los sitios, pero luego se desinfla".

El delantero del Inter, tan sólo, lamentó perderse el desfile de la ceremonia inauguración. "Fue una lástima que me confirmasen que iba a ir a los Juegos tan tarde, porque era seguro que iba a ser el abanderado de mi país", dijo.

Con treinta y tres años, Zamorano no se plantea la retirada. "Mi intención es seguir en el Inter, pero no cierro la puerta a nadie, quizá también España. Sólo me retiraré cuando vea que me cuesta ir a entrenarme y no siento el cosquilleo antes de un partido o no vivo momentos excitantes al marcar un gol", agregó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores