La piscina olímpica se hace chica

Tres nuevos récords mundiales en la natación se establecieron en la jornada dominical de los Juegos Olímpicos, con lo que ya suman ocho las marcas superadas en las piscinas de Sydney.

17 de Septiembre de 2000 | 16:55 | Reuters
SYDNEY.- Tres nuevos récords mundiales cayeron el domingo en la piscina olímpica de Sydney, para elevar a ocho las nuevas marcas impuestas en los primeros dos días de los Juegos Olímpicos de Sydney.

En un día ensombrecido por la muerte de la esposa del presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, y por otro escándalo de dopaje, dos nadadores holandeses y un estadounidense acapararon la atención.

El joven Ian Thorpe fue desplazado por una vez del escenario principal cuando el holandés Pieter van den Hoogenband rompió el récord mundial de los 200 metros libres, que estaba en poder del nadador australiano, durante la primera semifinal de la especialidad.

Thorpe, el héroe de la jornada anterior cuando ganó dos medallas de oro, estuvo a sólo dos centésimas de segundo de igualar la marca de van den Hoogenband en la segunda semifinal.

Inge de Bruijn, mientras tanto, completó una brillante jornada para la natación holandesa al ganar los 100 metros mariposa para mujeres, rebajando en tres centésimas de segundo su propio récord mundial.

El estadounidense Tom Dolan cerró las festividades con una tecera marca mundial en la última competencia del día, la final de los 400 metros combinado individual, superando en más de medio segundo el récord que él mismo había impuesto hace seis años.

En la primera jornada de la natación olímpica el sábado, se superaron cinco récords mundiales y el acumulado de ocho en sólo dos días ya duplica el número total de marcas de Atlanta hace cuatro años.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores