Brasil tropezó ante Sudáfrica

Los cariocas cayeron por 3-1 ante los sudafricanos, en una de las mayores sorpresas registradas en el fútbol olímpico. Este resultado deja a los brasileños en la tercera posición de su grupo.

17 de Septiembre de 2000 | 17:00 | DPA
BRISBANE.- El favorito Brasil cayó hoy por 3-1 ante Sudáfrica, en un tropiezo que hace peligrar gravemente su sueño de conquistar en los Juegos de Sydney una inédita medalla de oro olímpica, el único título importante que le falta al país sudamericano en fútbol masculino.

El jóven equipo armado por el técnico Wanderley Luxemburgo, que había prometido mostrar su mejor estilo de ''jogo bonito'' ante los sudafricanos, quedó en desventaja a los diez minutos de juego en el estadio Brisbane Cricket Ground.

El mediocampista sudafricano Quinton Fortune, quien actúa por el Manchester United inglés, marcó el primer gol de su país con un disparo de larga distancia inatajable para el portero Hélton.

Un minuto después, sin embargo, Brasil empató con un tanto de cabezazo del mediocampista Edú, rematando un cruce de Fabio Aurelio. Parecía el inicio de una reacción, pero los minutos siguientes se encargaron de desmentir esa hipótesis.

Las estrellas del equipo verdeamarillo, Alex y Ronaldinho Gaúcho, no lograron marcar una diferencia. El capitán Alex desperdició tres oportunidades de gol y, cuando finalmente logró marcar, el tanto fue anulado por posición adelantada.

El primer tiempo terminó igualado en un tanto y, tras la pausa, Sudáfrica volvió hecha toda ataque, ante un Brasil que parecía ''dormido''. El resultado apareció en el minuto 74 cuando Siyabonga Nomvethe remató de cabezazo un cruce de Steve Lekoela, y anotó el segundo gol sudafricano.

En el último minuto de juego, Lekoela dió el tiro de gracia y fijó el marcador definitivo que acalló a la numerosa hinchada brasileña que se mezclaba al público sudafricano y australiano que colmó casi totalmente el estadio con capacidad para 37.500 personas.

La sorprendente derrota de los favoritos ante un equipo que el jueves último había caído por 2-1 ante Japón y cuyo sistema defensivo el mediocampista Alex había calificado ayer de ''problemático'' reavivó las dudas sobre las posibilidades brasileñas de llegar a su codiciado título olímpico.

Hoy, sin embargo, el delantero Lucas aseguró que los sudafricanos tienen un equipo ''técnicamente muy bueno'', y justificó la derrota afirmando que ''ellos marcaron su tercer gol en los últimos minutos y no tuvimos tiempo de reaccionar''.

''Hemos perdido, pero no vamos a desistir. El equipo necesita tranquilizarse y confiar, porque somos un plantel muy fuerte'', expresó a su vez Alex.

La derrota de hoy vuelve a poner en la cuerda floja al cuestionado técnico brasileño Wanderley Luxemburgo, quien enfrenta en su país duras críticas de la hinchada y de la prensa deportiva, incluso por su decisión de disputar los Juegos de Sydney sólo con jugadores de hasta 23 años.

Por esta razón, el entrenador decidió prescindir del talento del veterano delantero Romario quien, a los 34 años, sigue siendo eficaz en una especialidad que le ha faltado a la ''muchachada'' del plantel olímpico: marcar goles.

El partido entre Brasil y Sudáfrica reunió un público récord en el Brisbane Cricket Ground: las 36.326 personas que acudieron hoy al estadio superaron las 35.738 que asistieron en enero pasado a un partido de cricket entre Australia y Paquistán.

La ''hora de la verdad'' para los dos equipos llegará el miércoles próximo, cuando Brasil enfrentará a Japón y Sudáfrica jugará contra Eslovaquia, para definir la clasificación del grupo D a la etapa siguiente del torneo olímpico de fútbol.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores