Chile clasifica con derrota ante Corea

Siendo el peor partido de Chile, aún así, los dirigidos de Acosta lograron su pase a cuartos de final tras caer por la cuenta mínima ante Corea, y se verán las caras el próximo sábado ante Nigeria, en Melbourne.

20 de Septiembre de 2000 | 07:16 | El Mercurio Electrónico
ADELAIDA.- Siendo el peor partido de Chile, aún así, los dirigidos de Acosta lograron su pase a cuartos de final tras caer por la cuenta mínima ante Corea, y se verán las caras el próximo sábado ante Nigeria, en Melbourne.

Lo de Adelaida es para analizar en estos días, pues la "Roja" mostró sendas falencias de aplicación -el lateral Cristián Alvarez no pudo jamás atinar con la marca, entre otros jugadores- y de estado físico.

Corea arrasó con su planteamiento de velocidad y doble marca a los hombres creadores. Nada, pero nada logró hacer el volante David Pizarro, lo cual se trasuntó en una enorme baja en el goleador Navia. Cero ataque en Chile.

Rapidez y aplicación en la marca fue la estrategia de Corea para administrar el balón, uno de los males endémicos del fútbol chileno en instancias nacionales e internacionales.

Y así se vio a Chile en los primeros minutos, sin los medios para conseguir la pelota ni mucho menos para hacer una jugada de más de tres toques que le llevara al arco contrario.

Por eso en los primeros diez minutos, el goleador Reinaldo Navia se hallaba solitario, hasta que el juez determinó expulsar al creador de Corea, Lee Chun-Soo por feisíma falta al delantero colocolino Sebastián González.

Se abría, de este modo, el camino chileno para conseguir el balón y rearmar el juego que había demostrado, anteriormente, ante España y Marruecos. Porque, todavía, el fútbol no se veía en la cancha de Adelaida.

No obstante, el primer peligro de gol llegó de los pies de los coreanos, con un hombre menos en el gramado, en un pase en profundidad, pero llega antes el portero Nelson Tapia. Y otro ataque más oriental, que sólo era detenido por los fouls sudamericanos.

Comenzaron los errores defensivos de la "Roja" y el entusiasmo de Corea, que insistía en el ataque frontal y rápido, situación de la cual, corriendo 20 minutos, el técnico Nelson Acosta no sabía cómo encarar.

Salvo por un disparo de media distancia del lateral Alvarez, que sólo asustó a la asistencia que se ubicaba detrás de arco que defendía el portero de los ojos rasgados.

En eso estaban cuando antes de la media hora Corea puso la estocada con su jugador número 11, Lee Dong-Gook, quien aprovechó un error defensivo, más la mala suerte de un rebote, y anotó el gol de la diferencia que hace rato se notaba en la cancha. Corea abría el marcador.

Por si cabe duda del resultado inicial, de nuevo el elenco azul tuvo una segunda oportunidad clara de anotar, pero el balón pasó muy cerca del poste izquierdo de Tapia. Afuera, Tello calentaba para ingresar al gramado.

A segundos de que termine el primer tiempo, el DT chileno hace ingresar a Tello y saca a Núñez, sin mucho tino estratégico. O sea, enredos incluso en la mente del adiestrador, y así se despidió los primeros 45 minutos.

Antes, lo tuvo Pablo Contreras de zurda, tras un tiro libre. Pero nada.

SEGUNDO TIEMPO

Chile salió a recuperar el honor en el segundo tiempo, aunque los primeros ataques llegaron de los pies coreanos.

Pero a los 50 minutos del complemento Chile se animó con Navia, Pizarro y compañía, con pases cruzados, de distancia, pero aún faltaba el factor sorpresa, o sea rapidez y algo más de creatividad.

Atrás, Chile arriesgando en una línea de tres con Pablo Contreras de líbero y sus stopper Pedro Reyes y Cristián Alvarez, mientras que arriba seguían los centros al arco coreano.

En un pase en profundidad, Navia que la detiene pero no tiene la fuerza para mantenerse en pie con la marca coreana, y espera un cobro penal de un árbitro que ha dejado jugar incluso en ostensibles faltas. Entonces, menos picardía y más fuerza es la consigna que se grita desde la preocupada banca chilena.

Se suma la lesión de Maldonado, por lo que afuera se prepara David Henríquez. Se pierde un cambio que podría usarse en otra situación más complicada o beneficiosa. Ojo, que Corea seguía jugando con un hombre menos, el creador.

Seguía dormido Chile, no así Corea que aprovechaba cada espacio. Es más, a los 61, ingresa otro delantero a la cancha.

En el trámite una jugada nacional que termina en caída voluntaria de González y la misericordia del juez de no ponerle amarilla por el "piscinazo" en el área coreana. Luego otra, esta vez, cabezazo de Navia, previo al ingreso de Arrué por el mediocampista Ormazábal.

Otro cambio en Corea, pero por lesión de Kim Do-Hoon, e ingresa Ko Jong-Su. En la cancha, un centro de González que no alcanza a "pinchar" Navia. Era el gol del empate y de la esperanza del triunfo. Corrían los 70.

No se hizo esperar la réplica coreana, con una pifia de Alvarez, Lee Dong-Gook que se lleva al experimentado y lento Reyes y se salva Chile del segundo tanto.

Otra jugada colectiva de Chile, de las pocas, en que Arrué tuvo el gol, y luego otra oportunidad con Navia. Los dirigidos de Acosta se acercaban, pero todavía el portero coreano no atajaba un tiro rival. Increíble.

Un par de ocasiones más para Chile, a cinco minutos del final, con Tello, Arrué y Navia como protagonistas, pues Corea esperaba en su campo con la última estrategia de su majestad el contragolpe. Ninguno de los dos equipos logró anotar en el complemento y el juez que toca el pitazo final.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores