Excluidos por dopaje dos medallistas búlgaros

Los búlgaros Izabela Dragneva, que logró el oro en los 48 kilos, y Minchev Angelov Sevdalin, bronce en los 62 kilos, han sido desposeídos de sus medallas y expulsados de los Juegos Olímpicos al dar positivo en el control antidopaje, informó el Director General del Comité Olímpico Internacional, Francois Carrard.

21 de Septiembre de 2000 | 21:00 | ORBE
SYDNEY.- Los búlgaros Izabela Dragneva, que logró el oro en los 48 kilos, y Minchev Angelov Sevdalin, bronce en los 62 kilos, han sido desposeídos de sus medallas y expulsados de los Juegos Olímpicos al dar positivo en el control antidopaje, informó el Director General del Comité Olímpico Internacional, Francois Carrard.

Los respectivos análisis de orina han detectado la presencia en ambos casos de furosamida, un diurético que utilizan los atletas para perder peso.

Otro atleta búlgaro, Iván Ivanov, perdió el miércoles su medalla de plata en los 56 kilos al serle detectada la misma sustancia prohibida.

Izabela Dragnava fue la primera campeona olímpica de halterofilia, deporte que, en su categoría femenina, ha sido incluido en Sydney por primera vez en el programa olímpico.

Como consecuencia de los positivos conocidos hoy, el bielorruso Gennady Oleshchuk, que quedó cuarto en los 62 kilos, logra la medalla de bronce en la categoría masculina.

En los 48 kilos, categoría femenina, la norteamericana Tara Nott, que fue plata, se ha proclamado campeona olímpica; y las indonesias Raema Lisa Rumbewas y Sri Indriyani, que fueron tercera y cuarta, respectivamente, se adjudican las medallas de plata y bronce.

Las ceremonias de entrega de medallas se celebrará esta tarde en la Villa Olímpica.

Según la normativa de la Federación Internacional de Halterofilia (IWF), cuando tres atletas de un mismo país dan positivo en el mismo año, todo los representantes de ese país en este deporte son suspendidos por un año, salvo que sea abonada una fianza de 50.000 dólares.

Fuentes del Comité Olímpico de Bulgaria han afirmado que está en estudio la posibilidad de retirar a todo su equipo de halterofilia, deporte en el que, además de los tres excluidos por dopaje, ha conseguido dos medallas más.

Francois Carrard admitió que "quizás hace falta un gran esfuerzo para limpiar este deporte" y anunció que el COI mantendrá una reunión con los dirigentes de la IWF tras los Juegos.

"Esto necesita un debate profundo para ver cómo puede mejorar la situación. La federación de halterofilia ha tenido problemas y ha colaborado con nosotros, pero no ha tenido el éxito que deseaba", precisó.

Carrard opinó que "los controles antidopaje están funcionando bien" y subrayó que los responsables de la lucha contra el dopaje están haciendo "lo apropiado".

"No sabemos si ésta es una práctica sistemática entre los deportistas búlgaros, pero el resto de atletas debería aprender la lección", agregó Carrard, quien subrayó que no sería justo culpar a todo un deporte como la halterofilia o a todos los competidores búlgaros porque "hay que distinguir entre atletas limpios y tramposos".

Según los datos facilitados por el propio Carrard, los deportistas presentes en Sydney han sido sometidos a 1.310 controles antidopaje, 760 de ellos durante la competición olímpica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores