Atletismo: Se sublevó la sorpresa

Inesperados triunfos y medallas en la jornada de este miércoles en Sydney 2000. Los favoritos quedaron en el camino y varios veteranos se alzaron con la victoria.

27 de Septiembre de 2000 | 09:47 | AFP
SYDNEY.- El atletismo de los Juegos Olímpicos de Sydney tuvo este miércoles una jornada atípica y llena de sorpresas.

De las cinco finales disputadas este miércoles, sólo el joven estadounidense Angelo Taylor, de 21 años, cumplió los pronósticos en 400m vallas.

El resto de los campeones fueron sorpresivos. En 110 metros vallas la kazaka Olga Shishigina, cuyo mejor resultado hasta ahora había sido un segundo puesto en el Mundial de 1995 en Gotemburgo, logró la medalla de oro.

Shishigina, que estuvo suspendida dos años por dopaje entre 1996 y 1998, marcó un registro de 12.65, igualando su mejor marca de la temporada.

La nueva campeona olímpica contó con la ayuda de la eliminación en semifinales de la estadounidense Gail Devers, que abandonó tras detenerse antes de la quinta valla, debido a una elongación en el muslo izquierdo.

Después, en las semifinales de 1.500 metros, el argelino Nurredin Morceli, campeón olímpico en Atlanta, entró en última posición debido a un tropezón en su última carrera sobre la distancia.

El marroquí Hicham El Gerruj ganó con autoridad su serie y está más cerca de hacerse con un oro que se le negó en Atlanta por una caída.

Después llegó la mayor sorpresa de la jornada, con el triunfo en 800 metros y medalla de oro para el alemán Nils Schumann, campeón europeo de la distancia, que sorprendió al gran favorito, el danés de origen keniano Wilson Kipketer, triple campeón mundial, que se conformó con la plata.

Otra sorpresa mayúscula fue el triunfo de la rusa Irina Privalova, antigua campeona europea sobre 100 y 200 metros, en la final de los 400 metros vallas, en una especialidad a la que había dado el salto este año.

Esta madre moscovita de 31 años quedó delante de la anterior campeona olímpica, Deon Hemmings, con un tiempo de 53.45.

Otro triunfo increpible fue el de la bielorrusa Ellina Zvereva, nueva campeona olímpica de lanzamiento de disco a los 40 años.

Sólo el estadounidense de 21 años Angelo Taylor podía cumplir los pronósticos, y lo hizo al imponerse en la final de 400 vallas. El saudí Hadi Suan Somayli (47.53), se hizo con la plata, la primera medalla olímpica de su país en atletismo, y el sudafricano Llewellyn Herbert (47.81), que fue el máximo rival de Taylor esta temporada en el circuito del Grand Prix, se hizo con el bronce.

Al mismo tiempo, la estadounidense Marion Jones, perturbada tras el anuncio del control positivo de nandrolona de su marido CJ Hunter, puso un paréntesis a esa pequeña crisis este miércoles y se clasificó, dosificándose, para semifinales de 200 metros y la final de salto largo.

Una vez obtenida la clasificación para las semifinales del jueves de 200 metros, la estadounidense necesitaba un salto de 6,70m para pasar a la final del viernes y obtuvo un 6,78 en su primer intento y ya no saltó más.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores