Luxemburgo se va, es un secreto a voces

Ricardo Texeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, anticipó su regreso desde Sydney para formalizar su destitución. Su reemplazante sería Luis Felipe Scolari, actual técnico de Cruzeiro.

27 de Septiembre de 2000 | 19:14 | EFE
RIO DE JANEIRO.- El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Texeira, anticipó para este jueves su regreso a Río de Janeiro para formalizar la destitución del seleccionador Wanderley Luxemburgo y el nombramiento de su sucesor, que toda la prensa coincide en llamar Luiz Felipe Scolari.

Fuentes de la CBF informaron este miércoles que Texeira llegará a Brasil desde Australia para imponer nombres y plazos a la nueva era de la selección con vistas a las eliminatorias del Mundial del 2002.

El fin anticipado de la campaña de Luxemburgo, que en 1998 se pactó hasta el 2002, depende del pago por parte de la CBF de 5 millones de reales o 2,7 millones de dólares, como multa por la rescisión del contrato suscrito con el controvertido técnico.

Además, el inminente arreglo con Scolari está supeditado a la disposición de su club, el Cruzeiro, a renunciar al contrato por 30 meses que firmó en julio pasado con la pretensión de conquistar este año la Liga Nacional y la Copa Mercosur, y en el 2001 la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental de Clubes.

Las fuentes federativas consultadas coincidieron en que los casos de Luxemburgo y Scolari son "complicados", pero subrayaron que el deseo de Texeira "es resolver todo antes del partido" de la novena jornada de las eliminatorias mundialistas con Venezuela, el 8 de octubre.

La última aparición de Luxemburgo en el banquillo de la reserva para el partido que se disputará en San Cristóbal fue considerada en principio, pero la opción se diluyó por la presión de otros miembros de la cúpula de la CBF en favor del auxiliar técnico, José Cándido Soto Maior, "Candinho".

La "desaparición" definitiva de Luxemburgo y la interinidad de Candinho por ese partido prácticamente quedaron sepultadas con la posibilidad de que el nuevo seleccionador pueda estar listo para debutar en el cargo frente a Venezuela.

Los directivos y la prensa consideran que el próximo rival de Brasil no representa una amenaza seria para los intereses del equipo, aún en esta coyuntura provocada por los malos resultados del técnico.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores