Fue despedido Wanderley Luxemburgo

El técnico de la selección brasileña definitivamente no seguirá en su cargo, cuando el lunes abandone oficialmente sus funciones. Su posición será ocupada por su asistente "Candinho", hasta que los dirigentes cariocas encuentren un nuevo DT.

30 de Septiembre de 2000 | 18:11 | EFE
RIO DE JANEIRO.- El técnico de la selección brasileña de fútbol, Wanderley Luxemburgo, fue despedido hoy de su cargo, informó la Rede Globo TV, que agregó que el anuncio oficial se hará el próximo lunes.

Luxemburgo se reunió hoy durante dos horas en Río de Janeiro con el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, quien, según la emisora, le comunicó que no existen condiciones para que siga al frente de la selección.

La caída de Luxemburgo se daba por segura desde hace una semana a raíz de la eliminación de Brasil en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Sydney, eliminatoria en la que cayó por 2-1 ante la selección de Camerún, que sólo tenía nueve hombres en campo.

Ese resultado fue la gota que rebosó la copa de los brasileños, que en los últimos meses vieron estupefactos como su selección perdió de forma vergonzosa dos partidos de las eliminatorias del Mundial del 2002 ante Paraguay (2-1) y Chile (3-0).

Según la Rede Globo, el nombre del sustituto de Luxemburgo no ha sido confirmado, razón por la cual el asesor técnico de la selección, José Cándido Soto ''Candinho'' dirigirá al equipo en el partido del próximo 8 de octubre ante Venezuela por las eliminatorias mundialistas.

Entre los candidatos a suceder a Luxemburgo el nombre que más se baraja es el de Luiz Felipe Scolari, técnico del Cruzeiro, de Belo Horizonte.

Con menor opción se menciona al ex seleccionador nacional Carlos Alberto Parreira, campeón mundial en EEUU'94, y actualmente en el Atlético Mineiro, de Belo Horizonte, y a Levir Culpi, técnico del Sao Paulo.

Los problemas de Luxemburgo no terminan con su salida de la selección, ya que además se enfrenta a líos con la justicia por los delitos de evasión de impuestos, falsedad ideológica -por la presunta alteración de su certificado de nacimiento-, y por las denuncias de una ex secretaria suya que le acusa de cobrar propinas por promocionar jugadores.

El lunes próximo Luxemburgo no sólo será despedido oficialmente de la selección, sino que además tendrá que comparecer ante la Policía Federal brasileña que le investiga por la supuesta adulteración de sus documentos de identidad.

Según las denuncias de la prensa, Luxemburgo se quitó tres años cuando era un joven futbolista para poder actuar en divisiones inferiores, y actualmente no tendría los 45 años que dice, sino 48.

Si se comprueba que cometió el delito de falsedad ideológica, Luxemburgo puede ser condenado de uno a cinco años de cárcel.

''Estamos verificando si él hizo uso de un documento idóneo en la obtención del pasaporte. Notificaremos al abogado de Luxemburgo para que él se presente el lunes'', dijo a la prensa el comisario Víctor Hugo Poubel, encargado del caso.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores