Wembley se despide con lágrimas

La victoria de la selección alemana sobre Inglaterra por 1-0 produjo un verdadero funeral en el mítico estadio inglés, que por última vez albergó un partido de fútbol antes de ser demolido. El resultado, además, significó la renuncia del técnico inglés, Kevin Keegan.

07 de Octubre de 2000 | 16:45 | Agencias
LONDRES.- Inglaterra no pudo homenajear al estadio de Wembley, que acogía este último encuentro antes de su demolición en el próximo mes de noviembre, porque cayó derrotada ante Alemania por 0-1, en partido del grupo 9 valedero para la clasificación del Mundial 2002 y que derivó en la salida del técnico inglés Kevin Keegan.

La selección local no pudo dedicar ni siquiera un empate a los 76.000 espectadores que abarrotaban el estadio porque el conjunto germano no dejó que Inglaterra impusiera su ritmo y estilo de juego.

En un día lluvioso y frío en la ciudad de Londres se intentó ya antes del comienzo del duelo ''calentar'' a los aficionados con la presencia de los campeones olímpicos en Sidney 2000: Steve Redgrave (remero), Denise Lewis (heptalón) y Audley Harrison (boxeo) para rememorar gestas como la del la Copa del Mundo de 1966 dónde Inglaterra se proclamó vencedora ante Alemania por 4-2.

El seleccionador, Kevin Keegan, utilizó de inicio un planteamiento 4-1-3-2, con Southgate por delante de la defensa y como enlace con el centro de campo, en el que estaba Beckham, para así aprovechar su faceta creadora y de liderazgo.

Pero de la teoría a la práctica todo cambió, por la falta de ideas en el equipo inglés que veía como el control del partido y la posesión del balón estaba en favor de su rival, por lo que incluso no podían surtir de balones al dúo de delanteros formado por Owen y Cole.

Mientras que Alemania aprovechó su ocasión con una falta de libre directo situada a 23 metros de la portería, y con mucha picardía el centrocampista germano del Liverpool Hamman, lanzó cuando el portero Seaman formaba la barrera, y supuso el primer tanto, en el minuto 14.

La impotencia del conjunto local fue en aumento hasta tal punto que el delantero Cole, fruto de su desencanto, recibió una tarjeta amarilla por una dura entrada cometida sobre el defensor Linke.

La segunda parte comenzó con la entrada de Dyer en el bando inglés, lo que aportó viveza e imaginación en la banda derecha porque ya en la primera combinación de éste con Owen y Cole lograron crear peligro y sumar un córner.

Y precisamente esa fue la baza que utilizó el conjunto de Keegan porque durante buena parte de la segunda mitad agobió a Alemania con una tanda seguida de córneres, pero los germanos se mostraban sólidos y despejaron el peligro.

Los pases en largo de Beckham no eran tampoco la solución a los problemas de Inglaterra, que iba a sufrir de nuevo un contratiempo en la recta final con el cambio por lesión de este jugador en el minuto 87 por Parlour.

Alemania se vio ganadora a partir de ese momento y por ese motivo el entrenador Rudi Voller introdujo al defensa Ziege en sustitución del delantero Bode con la idea de asegurar el resultado y de paso perder así más tiempo para llegar a la conclusión.

El triunfo final de Alemania por 0-1 en Wembley ha supuesto la venganza deportiva tras su derrota frente a Inglaterra en la pasada Eurocopa 2000.

Las consecuencias de la histórica victoria de Alemania significó que el seleccionador inglés, Kevin Keegan, presentara su dimisión nada más concluir el partido.

''Les he dicho a mis jugadores que éste fue mi último partido'', explicó. ''Estoy decepcionado, intenté darlo todo, pero ya ha llegado la hora de dejarlo'', añadió.

Keegan rechazó que alguien lo hubiera presionado para dejar el cargo. ''Ha sido única y exclusivamente mi decisión, nadie me presionó'', declaró.

El técnico se disculpó con los jugadores, los fanáticos y la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA) al anunciar su renuncia a la selección que había comenzado a conducir hace 20 meses.

''Simplemente no siento que pueda encontrar ese pequeño 'extra' que se necesita a este nivel para hallar la fórmula ganadora. No pude haberles pedido un esfuerzo mayor a mis jugadores'', dijo.

Alineaciones:

Inglaterra: Seaman, G.Neville (Dyer, m.46), Le Saux (Barry, m.77), Southgate, Adams, Keown, Beckham (Parlour, m.83), Scholes, Cole, Owen y Barmby.

Alemania: Khan, Rehmer, Linke, Ramelov, Nowotny, Ballack, Scholl, Deisler, Bierhoff, Hamann y Bode (Ziege, m.87).

Gol: 0-1, m.14: Hamann.

Arbitro: Stefano Braschi (Italia)

Incidencias: Ultimo partido disputado en el Estadio de Wembley, que cumple 77 años de historia (1923-2000), porque en el mes de noviembre comenzará la reconstrucción en la que desaparecerán las ''torres gemelas'', y que será completada en el año 2003. Un total de 76.000 espectadores presenciaron el encuentro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores