Pastoriza enfrenta rebelión de jugadores

El técnico de la selección de Venezuela no alineó al capitán Edson Tortolero por indisciplina y fue criticado por Juan Arango, quien sostuvo que pensará si vuelve a defender la camiseta de su país.

10 de Octubre de 2000 | 12:19 | DPA
CARACAS.- El director técnico de la selección de fútbol de Venezuela, el argentino José Omar Pastoriza, enfrenta una inesperada rebelión de jugadores, que estalló luego de la aplastante derrota ante Brasil por 6-0 en las eliminatorias sudamericanas para la Copa Mundial de 2002.

La situación de tensión emergió cuando Pastoriza apenas comienza a planificar el partido contra Ecuador, el 15 de noviembre, que podría ser su última oportunidad para mantenerse al frente del equipo.

El mismo entrenador admitió que el capitán de la selección, el volante Edson Torolero, no había alineado ante Brasil no por lesión, como se dijo en principio, sino por indisciplina. "Hay que reconocerlo, no fue por problemas de salud, sino por indisciplina y eso no se puede permitir", declaró Pastoriza a los periodistas.

El caso de Tortolero no es el único, ya que el volante Juan Arango, uno de los pocos que tuvo buen desempeño ante Brasil, criticó públicamente al entrenador por haberlo dejado en la banca en el primer tiempo, que dejó el encuentro sentenciado con un 5-0.

"Estoy muy molesto por haber jugado 45 minutos. Vine a jugar 90 minutos y apenas estuve la mitad", señaló el jugador del club mexicano Monterrey en declaraciones publicadas en la prensa caraqueña. Arango afirmó que tendrá que pensar "mucho" si regreserá a la selección en una próxima convocatoria.

Pastoriza había alegado que el plantel necesitaba más contención en el medio campo ante el poder de fuego de Brasil, por lo que envió al campo a Miguel Echenausi en el primer tiempo.

El balance de ocho derrotas y una victoria en la eliminatoria parece haber empujado al equipo venezolano a una crisis, que ya se había asomado por las salidas del estelar arquero Rafael Dudamel y el delantero Daniel Noriega.

Pastoriza, que aún mantiene la meta de ganar entre ocho y 10 puntos en el premundial, señaló que la goleada ante Brasil no puede ser "tapada con un dedo", pero llamó a reconocer que Brasil está "muy por encima de nosotros".

"Con Ecuador en noviembre sí hay una posibilidad más cierta. Los objetivos están en que el fútbol venezolano avance, y eso no se logra de la noche a la mañana, y menos ante Brasil", argumentó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores