Isiah Thomas al salón la fama de la NBA

El ex base de los Detroit Pistons fue integrado como nuevo miembro del Salón de la Fama del baloncesto estadounidense, donde ingresó junto al actual técnico de Indiana, Bob McAdoo.

14 de Octubre de 2000 | 18:02 | EFE
Springfield, EE.UU.- La sonrisa permanente de Isiah Thomas y la amabilidad de Bob McAdoo forman parte ya permanente del Salón de la Fama del Baloncesto al ser introducidos hoy como nuevos miembros.

Junto a Thomas, el ex base de los Pistons de Detroit y actual entrenador de los Pacers de Indiana, el alero McAdoo, máximo encestador de la liga las temporadas de 1973-74 y 1975-76 con Los Angeles Lakers, también fueron introducidos otro cuatro nuevos miembros del Salón de la Fama.

La entrenadora Pat Summitt, de la Universidad de Tennesse; Morgan Wootten, el entrenador colegial con más triunfos; el director atlético de la Universidad de Kentucky, C.M.Newton y el fundador de los Nationals de Syracuse, Danny Biasone, que también fue el que estableció los 24 segundos de tiempo de posesión del balón.

Thomas, que siempre dio una imagen de jugador indefenso y poco agresivo, en el campo se convertía en todo lo contrario, mostraba un temperamento de peleador de la calle y un corazón de ejecutar siempre al rival, que le permitió llevar a los Pistons a dos títulos consecutivos de liga.

Chuck Daly, el entrenador que dirigió a Thomas con los Pistons cuando también jugaban Dennis Rodman, Vinnie Johnson y Bill Laimbeer para formar los llamados ''Bad Boys'', dijo que no tenían a los jugadores con más técnica y debían buscar el camino más válido para ganar.

''Fuimos siempre un equipo de fuerza física y nuestra mejor arma era el estar siempre en control de la situación con la presión'', declaró Daly. ''Thomas era el líder perfecto para completar siempre la misión''.

Thomas, en rueda de prensa, admitió que siempre creyó firmemente en el consejo que le dio Al McGuire, ex entrenador de la Universidad de Marquete cuando le dijo que usase el deporte del baloncesto y no permitiese que fue a la inversa.

''Estas palabras siempre me sirvieron para que realizar mi mejor baloncesto que ayudase a entretener a los espectadores y que se sintiesen felices en el campo'', declaró Thomas.

Como jugador de los Pistons, Thomas dirigió el ataque de los equipos que ganaron los títulos de liga en 1989 y 1990 con un rendimiento completo en rebotes, tiros de campo, pases y robos de balón que lo dejaron con los promedios de 19,2 puntos y 9,3 asistencias, cuarto en la lista de los mejores de toda la historia de la NBA.

Thomas también fue elegido 12 veces para formar parte del Equipo de las Estrellas y en 1996 fue incluido en la lista de los 50 jugadores más grandes en la historia de la NBA.

''Si Thomas hubiese tenido 15 centímetros más de altura se habría convertido en el mejor jugador de toda la historia'', declaró Daly.

El actual entrenador de los Pacers, que debuta esta temporada en el cargo, también ocupó el cargo de gerente general de los Raptors de Toronto, equipo en el que tuvo una participación de acciones como dueño, comentarista de televisión y compró los derechos de Asociación Continental de Baloncesto (ACB) por 10 millones de dólares.

Formado en la Universidad de Indiana con la que ganó el titulo nacional en 1981 después de anotar 23 puntos en la victoria por 64-50 que lograron frente a los Tar Heels de Carolina del Norte, Thomas siempre mostró un carácter combativo como profesional y cuando los Pistons fueron eliminados en 1991 por los Bulls de Chicago en la fase final del campeonato se negó a darle la mano a Michael Jordan y al resto de los jugadores rivales.

''Mi comportamiento no fue el más correcto y siempre he dicho que me arrepiento de lo que hice'', comentó Thomas.

El pasado mes de julio Thomas ocupó el puesto de Larry Bird como entrenador de los Pacers y su misión será la de volver a llevar al equipo a las Finales de la NBA.

Si Thomas mostró la imagen combativa, McAdoo fue calificado por el entrenador de los Heat, Pat Riley, como el jugador que tenía el mejor toque de balón para tirar a canasta.

''Los mecanismos pueden ser mejorados, pero el toque de balón sale del alma y McAdoo tenía el más grande que jamás he visto en un jugador de baloncesto'', declaró Riley, que dirigió al jugador cuando estaban con los Lakers.

Summitt en 26 temporadas con Tennesse logró que las Lady Vols lograsen seis títulos nacionales, incluyendo el récord de 39-0 en 1997-98 para dejar su marca en 728-150 y como responsable del equipo femenino olímpico de Estados Unidos, en 1984, logró la medalla de oro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores