Milán cae en los descuentos ante Bolonia

Un agónico tanto del veterano Piacentini le permitió al Bolonia llevarse los tres puntos, mientras que la Juventus se impuso frente al Bari por 2-0. Los chilenos Jaime Valdés y Jorge Vargas estuvieron presentes en la jornada dominical del calcio.

15 de Octubre de 2000 | 15:56 | EFE
ROMA.- Un gol del veterano Giovanni Piacentini, cuando se llevaban tres minutos y medio de prolongación, dio el triunfo casero al Bolonia sobre el Milán (2-1), en una segunda jornada de la Primera división italiana de fútbol en la que el Juventus Turín ganó en su terreno al Bari (2-0).

La jornada ha estado influida por las fuertes lluvias caías en las últimas veinticuatro horas en todo el país, que ha convertido en pesados los terrenos de juego, siendo difícil en algunos de ellos mantenerse en pie.

El Milán, rival del Barcelona el próximo miércoles en la Liga de Campeones, cayó a falta de tan sólo treinta segundos para el final, cuando ya se llevaban más de tres minutos de prolongación y cuando todo hacía vislumbrar que de conseguir alguien el triunfo este sería el equipo milanista.

Un partido que los milanistas afrontaron con una defensa inédita ante las bajas de Paolo Maldini y del argentino José Antonio Chamot (estiramiento muscular). Así, el técnico milanista Alberto Zaccheroni situó en la retaguardia al trío Sala-Costacurta-Roque Junior. Además, en ataque presentaba al español José Mari, una vez reintegrado tras el periplo olímpico.

La primera mitad fue de dominio del Bolonia, que saltó más determinado y agresivo, que se supo adaptar mejor al terreno de juego y que contó con las mejores ocasiones para anotar. Lo consiguió el equipo boloñés por medio de Giovanni Bia (m.19), que supo aprovechar un despiste defensivo visitante.

Poco a poco, el Milán subió su juego, se quitó el dominio boloñés y se acercó con peligro a la meta local. La primera gran ocasión visitante se presentaría en el minuto 29, pero José Mari no llegó por poco a un centro de Yevgeny Shevchenko. El ucraniano, después, desaprovecharía otras dos oportunidades.

Pero el dúo José Mari-Shevchenko funcionó a la perfección en el minuto 61, cuando un centro del español fue cabeceado al fondo de las redes locales por el ucraniano. El Milán, con la entrada del croata Zvonimir Boban, había mejorado y, además de empatar, mandaba y estaba muy cerca del segundo gol.

En el minuto 75, sin embargo, el Milán se quedó en diez, por doble tarjeta de Giunti. Pese a ello, las mejores ocasiones de anotar fueron del Milán, pero el meta boloñés Gianluca Pagliuca lo evitó con excelentes intervenciones, en especial en el minuto 88, en disparo a bocajarro de Albertini (salió por José Mari) que salvó el portero local cuando se cantaba el tanto.

Los últimos instantes contaron con una mayor presión del Bolonia, que con un disparo lejano de Piacentini (m.94) sorprendió no sólo al meta milanista Abbiati sino a propios y extraños, situando el 2-1. Un ''mazazo'', sin duda, para el Milán.

En Turín, en un partido que por la lluvia estuvo cerca de la suspensión, pues la región del Piamonte está en estado de alerta, el Juventus, rival del Deportivo de la Coruña, se deshizo con apuros del Bari (2-0), con goles casi al inicio y al final.

Un Juventus Turín que, ante las bajas por enfermedad de Alessandro del Piero y Filippo Inzaghi, se plantó con la novedad atacante del yugoslavo Darko Kovacevic y el francés David Trezeguet. Fue, precisamente, el primero de ellos quien introdujo el balón en la red visitante, tras centro de Zinedine Zidane, cuando sólo se llevaban dos minutos de juego.

El Juventus había tenido un fulgurante inicio e, incluso, pudo ampliar su ventaja en el primer cuarto de hora. Pasado este periodo, el Bari entró en partido y se acercó con claro peligro a la meta juventina, gozando de ocasiones para igualar.

Con un Bari buscando el empate, llegó en el periodo de prolongación una pena máxima sobre Antonio Conte, que transformó Zidane (m.93) en el definitivo 2-0. Lo que, de momento, le da el liderato.

El Fiorentina ganó en casa al Reggina (2-1), remontando en los últimos cinco minutos el gol visitante anotado por Marazzina (m.68). Cuando todo hacía indicar la victoria visitante, el portugués Nuno Gómez (m.85) y el brasileño Leandro (m.90) dieron el triunfo al equipo toscano, lo que trajo la reacción del público a favor del técnico turco Terim y en contra del dueño del equipo, Vittorio Cecchi Gori, en la ''guerra'' que ambos mantienen.

En los otros encuentros dominicales, el Parma, donde debutaba el argentino Matías Almeyda, no pasó del empate su goles en su visita a Brescia; el Udinese igualó en casa del Verona (1-1); y el Atalanta consiguió la única victoria foránea en Vicenza (1-2), pese a que los locales se adelantaron en el marcador.

En partidos jugados el sábado, Marco Tardelli debutó como técnico del Inter de Milán con un triunfo casero ante el Nápoles (3-1); mientras que el Lazio goleó en su terreno al Perugia (3-0).

La jornada de los chilenos

Sin contar la destacada participación de Iván Zamorano en el triunfo del Inter sobre el Napoli el sábado, otros dos chilenos estuvieron presentes en la segunda fecha del fútbol italiano.

Jorge Vargas jugó todo el partido en el cual su club, la Reggina, cayó ante la Fiorentina por 1-2. Vargas resultó amonestado.

En la derrota del Bari frente a la Juventus también jugó un chileno. Jaime Valdés jugó ocho minutos en la segunda etapa, tras reemplazar al defensa Rachid Neqrouz a los 82'.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores