El gran problema de Hourquebie

Impensadamente, el técnico de la selección chilena de hockey césped se encontró con la clasificación al Mundial de Australia 2001, tras la gran actuación en el Panamericano, donde incluso define este sábado la medalla de oro con Argentina.

20 de Octubre de 2000 | 12:49 | Emol.com
SANTIAGO.- Cualquiera en su pellejo, con tres años cargando el peso de un deporte que en Chile apenas atrapa a unos cuantos quijotes, estaría en el ojo de un largo festejo.

Porque en el papel, a lo máximo que podía aspirar Chile en el Panamericano Juvenil de hockey césped era a un cuarto lugar. Sin Cuba, al tercero. Como mucho. Lo sabían todos.

Pero la selección no sólo superó la marca sino que aseguró medalla de plata y la clasificación al Mundial de Australia el 2001, y el festejo ese en el que debía estar metido el técnico argentino Fernando Hourquebie se convirtió en ese espeso dolor de cabeza con que el cuerpo reacciona ante un tremendo problema.

¿Puede ser un problema haber alcanzado una mejor meta de lo esperado? Para Hourquebie lo es, aunque lo disfrace de milagro.

"Es que nadie se imaginaba que esto iba a pasar. Es obvio que uno tiene ambiciones, pero cuando te encuentras con un equipo sin experiencia, que en estos dos años de preparación jamás salió de Chile para prepararse, entonces es mejor estar aterrizado. Por eso ahora se viene un tremendo problema, porque se necesitarán recursos para llegar al Mundial a no dar la hora, como podría ocurrir", dice.

El dolor de cabeza crece lentamente. La falta de recursos en un deporte tan poco masivo como éste es tan real como las dificultades que tienen los dirigentes para reunirlos en doce meses. Para peor, Alberto Gesswein, el titular de la federación, está bastante enfermo y, por mucho que el plantel le haya dedicado la clasificación al Mundial, su presencia aún no está del todo asegurada para comandar las acciones destinadas a asegurar una buena preparación.

"Con una gira internacional y un adecuado trabajo en menores que permita el relevo de figuras (Cassanova y Wenz quedan fuera del torneo por edad), te aseguro que no seremos comparsas en el Mundial. Con la misma franqueza, es un hecho que si eso no se da no tenemos qué ir a hacer a Australia. Es curioso porque nuestro real momento no deberíamos estar en el Mundial, pero no es posible levantar el nivel si no juegas con rivales de categoría, como sólo lo encuentras en estas citas", agrega el entrenador.

Hourquebie, en todo caso, tiene un analgésico. "No me vengan todavía con ese problemita. Sí, es un problema positivo. Déjenme celebrar lo que estamos logrando ahora. Primero tengo que pensar en Argentina".

Mañana será otro día.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores