Tyson lavó su imagen ante Golota

El estadounidense derrotó por nocáut al polaco Andrew Golota, quien reafirmó su condición de púgil "polémico" luego de no querer salir a pelear en el tercer asalto. Con este triunfo, Tyson reafirmó su posibilidad de disputar alguna de las coronas mundiales.

21 de Octubre de 2000 | 16:44 | EFE
AUBURN HILLS, Michigan, EE.UU.- El ex campeón del mundo de los pesos pesados, Mike Tyson, venció esta noche por nocáut en el tercer asalto al polaco Andrew Golota y reivindicó su condición de máximo aspirante a una de las coronas que poseen el británico Lennox Lewis y su compatriota Evander Holyfield.

Mientras Golota, que no quiso salir en el tercer asalto y empujó al árbitro Frank Garza, confirmó una vez más su condición de boxeador conflictivo y polémico, que lo margina por completo de cualquier posibilidad de estar entre los mejores.

La reacción de Golota, que siempre fue dominado por la mayor agresividad y pegada de Tyson, lo tiró a la lona en el primer asalto con una derecha para recibir la cuenta de protección, provocó la ira entre los 16.228 espectadores que habían llegado al Palace de Auburn Hills (Michigan), donde se disputo la pelea programada a 10 asaltos, y comenzaron a tirarle todo tipo de objetos mientras se retiraba a los vestuarios protegido por la seguridad.

''Note como una visión que me llegó a la cabeza y que no me permitió seguir peleando'', explicó Golota cuando le preguntaron su actitud. ''No sabría explicar lo que sucedió''.

Su nuevo preparador Al Certo, al que no le quiso obedecer para que se pusiese el protector bucal y lo empujó cuando lo trató de llevar a su esquina, dijo que la acción de Golota no podía explicarse nada más como algo ''estúpido'' y sin sentido para un verdadero profesional.

''No hay nada que explicar, Golota no quiere seguir en el mundo del boxeo porque sus acciones lo han demostrado claramente'', comentó Certo. ''Lo lamento porque tiene un gran talento y cualidades, pero su actitud cuando sube al cuadrilátero es inadmisible porque sencillamene no quiere pelear''.

Por su parte Tyson, que volvió a los cuadriláteros estadounidenses después de haber peleado en Europa, cumplió con lo que había prometido que llegaba para realizar el mismo boxeo que siempre hizo, el de destruir a sus rivales y demotrar que se tomaba en serio la pelea.

''Le advertí que cuando estuviesemos en el cuadrilátero no se iba a reir y desde el primer asalto cuando le conecté la derecha que lo tiró a la lona se dio cuenta que iba en serio'', declaró un Tyson, que se mostró furioso por la forma como había actuado el boxeador polaco.

De nuevo el ex campeón del mundo le tocó vivir otro final de pelea polémico y bochonorso, pero esta vez no tuvo nada que ver con ''Iron Mike''.

El ex campeón del mundo no dejó ninguna duda que se encuentra en un gran momento de forma, que deseaba la victoria por la forma desesperada como buscó el nocáut desde que sonó la campana, algo que consiguió mucho más fácil de lo esperado porque Golota, que había pedido una pelea limpia, sencillamente no quiso hacer nada y volvió a mostrar la cara negativa y oscura del deporte del boxeo.

Tyson, de 34 años, dejó su marca como profesional en 49-3 y 43 nocáuts, y se llevó una bolsa de 10 millones de dólares más el porcentaje que reciba por la venta de los derechos de televisión.

La derrota fue la quinta en 37 peleas que ha realizado como profesional Golota, de 32 años, pero por la que ha cobrado la mayor bolsa al recibir 2,2 millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores