Papa llama a mantener limpieza en el deporte

El Pontífice recibió hoy en audiencia en la sala Pablo VI del Vaticano a unos nueve mil deportistas y dirigentes deportivos, encabezados por el presidente del COI, el español Juan Antonio Samaranch, coincidiendo con la celebración este fin de semana del Jubileo de los deportistas.

28 de Octubre de 2000 | 09:25 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Juan Pablo II hizo hoy un llamamiento a favor de la limpieza del deporte y contra el dopaje al afirmar que el "verdadero atleta" no debe dejarse arrollar por el mito de la fuerza física "ni causarse daño a sí mismo o a los otros".

El Pontífice recibió hoy en audiencia en la sala Pablo VI del Vaticano a unos nueve mil deportistas y dirigentes deportivos, encabezados por el presidente del COI, el español Juan Antonio Samaranch, coincidiendo con la celebración este fin de semana del Jubileo de los deportistas.

En su alocución, Juan Pablo II se refirió a los riesgos que amenazan hoy en día la práctica deportiva, particularmente el fenómeno del dopaje, al que sin nombrarle expresamente se refirió de forma detallada.

Sobre sus palabras se dejaron sentir los ecos de los últimos escándalos vividos en las últimas semanas tanto en Francia como en Italia.

"El verdadero atleta -dijo el Papa- no debe dejarse atropellar por la obsesión de la perfección física, ni por las duras leyes de la producción y del consumo o de consideraciones puramente utilitaristas y hedonistas".

"No son por desgracia pocas", añadió, "y quizás se van haciendo más evidente las señales de un malestar que a veces pone en discusión fundamentos de la práctica deportiva".

El Papa afirmó que "junto a un deporte que ayuda a la persona, hay otro que la perjudica, junto al que exalta el cuerpo, otro lo mortifica y lo traiciona, junto al que persigue nuevos ideales, otro recurre sólo al beneficio, y junto al que une, hay otro que divide".

En su discurso, el Pontífice pidió a deportistas y dirigentes que busquen en el deporte "el sentido de la fraternidad, la honestidad y el respeto del cuerpo", que calificó como "virtud indispensable de cualquier buen atleta".

Karol Wojtyla abogó por un deporte entendido como un medio y no como un fin, "que estimule a la persona a dar lo mejor y a rechazar lo que puede entrañar peligro o grave daño para sí o para los otros".

El presidente del COI recordó los recientes JJOO de Sydney, y señaló que han sido "una gran manifestación deportiva, pero también de solidaridad entre todos los pueblos del mundo".

En Australia, dijo Samaranch, "no se han visto sólo resultados, porque ver desfilar bajo la bandera única de la península de Corea a Corea del Sur y del Norte ha sido una gran emoción y una victoria".

El Jubileo de los Deportistas vivirá mañana su acto más significativo con la misa que oficiará el Papa en el estadio olímpico de Roma, a la que seguirá un partido de fútbol entre una selección de jugadores italianos y una combinado de extranjeros que juegan en Italia.

El propio Juan Pablo II seguirá desde la tribuna el encuentro en el que se alinearán futbolistas como el francés Zinedine Zidane (Juventus) o el argentino Gabriel Omar Bastituta (Roma).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores