El gigante del pasto

Ya no hay dudas de que Penamacor es el mejor caballo del pasto y, quizás, de la generación. El hijo de Hussonet hizo suyo El Ensayo tras superar a Lido Palace por 2 1/4 cuerpos. El entrenador Juan Cavieres y el jinete Luis Torres fueron otra vez los artífices del triunfo.

12 de Noviembre de 2000 | 19:43 | Emol.com
SANTIAGO.- Si alguien tenía dudas de la real capacidad de Penamacor, El Ensayo fue la mejor prueba para que el hijo de Hussonet les tapara la boca. Con nueve kilos menos en su peso físico, producto de un resfrío que obligó a su equipo a tratarlo con antibióticos un par de semanas antes de la carrera, y ante un grupo de rivales que incluía a los dos mejores exponentes de la arena (Lido Palace y París Texas), el pupilo de Juan Cavieres brindó una nueva exhibición de sus dotes y terminó por convencer hasta al más incrédulo.

Fiel a su estilo, Penamacor apabulló a Lido Palace (sí, el mismo que Richard Castillo abandonó tras decir que no tenía una posibilidad de desempeñarse correctamente en el pasto) y No Lo Pillan al cabo de los dos mil 400 metros.

Porque el jockey Luis Torres, que durante la tarde había "regalado" un par de carreras con Dime y Azul del Cielo, no se equivocó esta vez. El líder de los jinetes nacionales trajo al defensor del stud Guha en la antepenúltima posición, delante de Maison Brulee y Saranco. Y no se desesperó en ningún momento.

Y cuando los caballos giraron la última curva, Torres esperó pacientemente una línea abierta para largar poco a poco el avance arrollador de su conducido. A esa altura, los punteros El Centella y No Lo Pillan trataban de contener a Kachamandí y Lido Palace, este último con un andar desenvuelto y con un José Santos concentrado, siguiendo al pie de la letra las instrucciones del entrenador Alfredo Bagú.

Incluso Santos tuvo la posibilidad de complicar más a Penamacor, puesto que a 400 metros de la meta intentó dominar las acciones por el lado interior, pegado a las barandas interiores, pero El Centella le cerró la "puerta" y el jockey afincado en Estados Unidos tuvo que "levantar" y buscar el triunfo por una tercera línea.

Pero cuando volvió a la carga, se encontró con el "gigante del pasto". Torres ya lo había largado, sin siquiera tocarlo con la huasca, y éste le respondía con fuerza, como queriendo decir "señores, el dueño de esto soy yo".

Penamacor terminó superando por 2 1/4 cuerpos a Lido Palace, que a su vez dejó en la tercera posición a un sorprendente No Lo Pillan. El marcador lo completaron Seinne y París Texas.

Cavieres y los titulares del stud Guha deberán decidir ahora qué harán con Penamacor. Tras su fallida venta al hípicos estadounideses, las posibilidades parecieran ser el St. Leger y el Gran Premio Carlos Pellegrini. En el primero le darían la revancha a Lido Palace en busca de la Triple Corona Nacional y en el segundo el preparador y Torres podrían de una vez por todas sacarse la "espinita" que tiene clavada hace bastante tiempo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores