Safin ratifica su buen momento en París

El ruso se adjudicó el título del tornoe de París-Bercy, derrotando en la final al australiano Mark Philippoussis en un agotador encuentro disputado al máximo de cinco sets, incluidas dos definiciones en tie break.

19 de Noviembre de 2000 | 16:25 | EFE
PARIS.- El ruso Marat Safin dio muestras de nuevo de su gran clase al ganar, incluso con una ceja abierta, el torneo de París-Bercy, último de los Masters Series de la temporada, con una agónica y agotadora victoria sobre el australiano Mark Philippoussis.

Safin, cuyo mayor objetivo se centra ahora en convertirse en el primer jugador no americano que acaba el año como número uno, se aseguró ese primer puesto hasta el 26 de noviembre al derrotar hoy a Philippoussis por 3-6, 7-6 (9-7), 6-4, 3-6 y 7-6 (10-8) en tres horas y 28 minutos de intensa lucha, con lo que consiguió su séptimo título del año, y el octavo de su carrera.

Ni siquiera el tremendo golpe que sufrió en su ceja derecha en el séptimo juego del tercer set alteró al campeón del US Open su ritmo de juego en pos de la victoria, un triunfo que ha impedido que Philippoussis se convirtiera en el primer australiano que gana este torneo.

A fuerza de incidentes el jugador ruso se ha acostumbrado a ganar incluso con problemas físicos. Recientemente en San Petersburgo también sufrió un accidente cuando un fragmento del marco de grafito de su raqueta se incrustó en su muñeca cerca del hueso. También entonces supo vencer el dolor y acabar con el título en el bolsillo. En Bercy, Safín se golpeó con el marco al caer al suelo en un intento de atajar una bola en la red en plancha, al más puro estilo de Boris Becker. El fisioterapeuta de la ATP Alex Stober trabajó duro en la zona para desinfectarla y cerrarla, y durante varios minutos parecía que Marat acabaría retirándose.

Ante tanta determinación a Philippoussis sólo le quedaba confiar en su servicio y esperar que la cabeza herida del ruso dejase de funcionar. El australiano, que había conseguido dos fantásticas victorias durante la semana contra el ruso Yevgueni Kafelnikov y el brasileño Gustavo Kuerten, confiaba en el título, sobre todo después de haberse sometido a una rígida dieta con la que ha perdido siete kilos, con lo que ha ganado en rapidez en sus acciones.

Pero Philippoussis no pudo hacer el suficiente daño con su mejor arma, el servicio, en el segundo y definitivo desempate de la tarde en el que vio frustradas sus aspiraciones.

En este juego crucial, Philippoussis salvó cinco bolas de partido, tres de ellas ante tremendos fallos de Safin, que parecía desmoronarse ante la ventaja conseguida (6-3). Finalmente el jugador australiano claudicó a la sexta.

Con su triunfo en París, Safín se desquita de la derrota que encajó en la final del pasado año contra el estadounidense Andre Agassi y se convierte en el jugador que más títulos acapara este año con siete: Barcelona, Mallorca, Toronto, US Open, Tashkent y San Petersburgo.

El éxito de su trayectoria esta temporada en la que ha tenido tres entrenadores, el español Rafael Mensua, los rusos Andrei Chesnokov y Alexander Volkov, y de nuevo Mensua, y en la que tras un descorazonador principio estuvo a punto de abandonar para abrir un bar de copas en Valencia, consiste según él, en olvidarse del resultado y luchar hasta el final, algo que hoy puso en práctica a la perfección en la pista azul de Palacio de los Deportes de París Bercy.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores