Batistuta celebra para adentro

Tras nueve años en la Fiorentina, el destino puso ahora al delantero argentino en la vereda de enfrente.

24 de Noviembre de 2000 | 18:42 | Ansa
ROMA.- "Si debo patear un penal lo haré sin problemas, pero no creo que grite un gol si tengo la suerte de convertirlo", afirmó el artillero argentino Gabriel Batistuta, de cara al partido que su equipo, Roma, jugará como local ante su ex escuadra, Fiorentina, el domingo en el estadio Olímpico.

"Que no grite un gol, no significa que no tenga deseos de convertirlo y de ganar el partido", aclaró el máximo goleador del campeonato italiano, que juega en el puntero del torneo y que enfrentará por primera vez a algunos de sus ex compañeros en un partido de la octava fecha del campeonato italiano de fútbol.

Después de nueve años con Fiorentina, el único equipo hasta este año en el que jugó desde que llegó al fútbol italiano, Batistuta sabe que el del domingo no será un partido más, pero afirma que sus sentimientos están ligados sólo al público de Florencia y a los jugadores.

"Esperamos que (Batistuta) esté tan emocionado el domingo como para que no le salga una", afirmó en tono de broma Moreno Torricelli, jugador de Fiorentina.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores