Procesan a integrantes de barra brava de Colo Colo por intento de homicidio

El juez Ricardo Pairicán, del trigésimo Juzgado del Crimen de Santiago, mantuvo la orden de prisión para Sandor Voicin, alias "El Barti", y a Manuel Saavedra, el "Huinca", quienes participaron en los violentos hechos de sangre ocurridos el pasado domingo, en las gradas del estadio de Colo Colo.

10 de Diciembre de 2000 | 12:20 | EFE
SANTIAGO.- Dos integrantes de las barras bravas del popular Colo Colo chileno fueron sometidos hoy a proceso por la justicia chilena acusados por doble intento de homicidio frustrado y por la ley de Violencia en los Estadios.

El juez Ricardo Pairicán, del trigésimo Juzgado del Crimen de Santiago, mantuvo la orden de prisión para Sandor Voicin, alias "El Barti", y a Manuel Saavedra, el "Huinca", quienes participaron en los violentos hechos de sangre ocurridos el pasado domingo, en las gradas del estadio de Colo Colo.

Los canales de televisión y los diarios mostraron a los protagonistas, con el torso desnudo, bañados en sangre y con sus cuchillos en ristre propinándose estocadas, mientras en la cancha el equipo dueño de casa jugaba ante el Audax Italiano (2-1).

La riña enfrentó a los seguidores del "Huinca", el actual líder del grupo, con los del "Barti", expulsado a comienzos de año de la barra brava de Colo Colo.

Voicin fue acusado por la justicia por doble homicidio frustrado, mientras a Saavedra se le someterá a la ley de Violencia en los Estadios, una iniciativa legal que hasta ahora no ha tenido el efecto deseado entre los integrantes de las barras bravas.

Si la justicia encuentra culpable al primero de los acusados, este arriesga dos condenas que podrían llegar hasta cinco años de cárcel, mientras su oponente podría recibir una pena de 541 días en prisión.

El juez Ricardo Pairicán también procesó a Carolyne Soza, esposa de Voicino, basándose en la misma ley de Violencia en los Estadios y dejó libre a otros dos integrantes de esa barra brava.

Tras los graves incidentes ocurridos en el estadio Monumental David Arellano, de Colo Colo, la Intendencia Metropolitana (Gobernación), la Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP) y los propios dirigentes del club afectado, interpusieron sendas querellas "contra todos aquellos que resulten culpable de esa violenta reyerta".

La acción vandálica de las barras bravas ha determinado que en la actualidad prácticamente no concurra público a los estadios, aunque lo más grave de esta situación es que la mayoría de sus integrantes cuenta con el apoyo de los propios dirigentes de los clubes.

"Si las autoridades cumplieran su labor, Carabineros (policía militarizada) detuviera a los delincuentes y los tribunales le condenaran, en Chile no tendríamos problemas por violencia en los estadios", señaló el diputado Alberto Espina.

En tanto, el presidente de Colo Colo, Peter Dragicevic, anunció la revisión del registro de socios con el fin de expulsar a todos los involucrados en los hechos de violencia ocurridos el domingo pasado, mientras la ANFP, solicitó la disolución de la barra brava denominada "Garra blanca".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores