Salas anotó en goleada de la Lazio

El Matador anotó un tanto en la goleada al Vicenza por 4-1 y acechan a la Roma, que mantuvo el liderato del fútbol italiano al vencer al Udinese (2-1). La próxima fecha ambos equipos chocarán en una nueva versión del clásico romano.

10 de Diciembre de 2000 | 16:18 | Ansa
ROMA.- La Roma ganó hoy 2-1 al Udinese con un nuevo gol de Gabriel Batistuta, amplió a seis puntos su ventaja como líder y quedó en inmejorable posición para el clásico del próximo domingo ante el campeón Lazio, por la Liga de fútbol de Italia.

Roma, líder absoluto con 25 puntos, 8 victorias, un empate y una derrota, jugará el domingo en el Estadio Olímpico ante una Lazio que marcha cuarto con 18 puntos, uno menos que Juventus y Atalanta, escoltas del certamen.

Lazio aún está lejos de su nivel del torneo anterior, aunque hoy goleó 4-1 en campo de Vicenza con goles del argentino Hernán Crespo y el chileno Marcelo Salas y llegará entonado al duelo ante la Roma de Batistuta.

El líder del torneo abrió el marcador a los 20' cuando Batistuta desvió un centro de Damiano Tommasi que encontró mal ubicado al arquero Luigi Turci y obtuvo su segundo tanto a los 36' con un espectacular remate de voleo de Francesco Totti, descontando Roberto Muzzi, quien aprovechó un pase del argentino Christian Díaz a un minuto del final de la primera etapa.

En el complemento, Roma desperdició seis oportunidades netas de gol: tres de ellas en los pies de Batistuta, una cuando Totti estrelló en un palo un penal y las dos restantes, una tras la otra, cuando se disputaban los últimos cinco minutos (los palos volvieron a impedir que marcaran Vincenzo Montella y el japonés Hidetoshi Nakata).

Además de Batistuta, en Roma jugaron el argentino Walter Samuel y los brasileños Aldair, Antonio Carlos y Cafú, mientras en Udinese se alinearon los argentinos Roberto Sosa, esta vez poco peligroso y mal asistido, Díaz y el brasileño Alberto, expulsado a los 85' por una violenta infracción contra Totti. No jugó el chileno David Pizarro, quien estuvo en la banca.

Juventus se proyectó como una potencial amenaza para el puntero al ganar 1-0 a Parma -que venía en racha positiva- gracias a un gol de Ciro Ferrara a los 14', de cabeza, y después no debió extremarse excesivamente frente a un rival sin ideas y sin ambición.

En el ganador disputó todo el partido con su habitual peligrosidad el atacante franco-argentino David Trezeguet, ya afirmado como titular, y se lesionó en la etapa inicial Alessandro Del Piero y en el Parma estuvieron presentes el argentino Matías Almeyda (amonestado) y el brasileño Marcio Amoroso, a quienes se sumó Junior a partir de los 60'.

Milan, con el brasileño Leonardo inagotable en la creación de juego y un Andrei Shevchenko demoledor, goleó 4-1 a Lecce, tras presentar en su defensa a otro brasileño (Roque Junior) y hacer entrar en los instantes postreros a Serginho y a Andrés Guglielminpietro, mientras para el perdedor jugó los últimos minutos el argentino Aldo Osorio.

Dos de los goles del Milan fueron obtenidos por Shevchenko (uno de penal), quien así alcanzó a Batistuta en la cima de la tabla de goleadores con 10 tantos, y los dos restantes fueron señalados por Leonardo, gran figura, y el español José Mari, mientras el único tanto del Lecce fue obra de Alessandro Conticchio.

Milan tiene ahora 18 puntos, igual que Lazio.

La Lazio, que el domingo próximo enfrentará a Roma en el clásico de la capital, volvió a la victoria como visitante con un amplio 4-1 sobre el Vicenza, en un partido que dominó netamente y que permitió a sus dos goleadores, el argentino Hernán Crespo, quien arrancó como titular, y el chileno Marcelo Salas, que lo sustituyó a los 70', reencontrarse con la red.

El mejor jugador de la cancha fue el checo Pavel Nedved, autor de los otros dos goles del equipo romano (el segundo tras gran pase del argentino Diego Simeone) y de la asistencia decisiva que permitió a Crespo marcar el que fue su cuarto tanto en la actual Liga.

Vicenza, que contó con el brasileño Marco Aurelio, descontó a través de Mohamed Kallon, de Sierra Leona.

Atalanta sólo igualó 0-0 con el modesto Perugia del brasileño Zé María, mientras Bari, con el argentino Diego Markic en los últimos diez minutos, dio un paso importante para zafar de la retaguardia, ganándole 2-0 (goles de Antonio Bellavista y Antonio Cassano) a Bologna, en el que jugó el argentino Julio Cruz y fue expulsado a los 88' el brasileño Lima.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores