Huachipato quedó dando botes

Los acereros sólo empataron ante la UC y esperan que Wanderers no pierda ante Everton esta misma noche, pues ese es el único resultado que los dejaría en la Primera B para la próxima temporada.

16 de Diciembre de 2000 | 21:13 | EFE
SANTIAGO.- Huachipato quedó con serias posibilidades de descender a la Primera B luego de empatar esta tarde ante la Universidad Católica (2-2), pero su futuro sólo se definirá cuando a las 22:00 horas Wanderers reciba a Everton.

Los de la usina necesitaban sólo ganar en San Carlos de Apoquindo, pues era la única forma de escapar de toda opción al descenso.

Apenas tres minutos después del pitazo inicial, Rodrigo Ríos puso aún más nerviosos a los cientos de hinchas que llegaron desde Talcahuano a alentar a su equipo, luego de que anotara con un potente remate el 1-0. En el inicio parecía que el juego sería un monólogo de la UC.

Sin embargo, Huachipato comenzó a perder el miedo y se acercó a la portería cruzada. Es así como a los 19 minutos, una gran jugada de Luis Ceballos en plena área cruzada, incluso sobrepasando a Nelson Tapia con un globo, permitió a Huachipato rescatar la esperanza perdida al anotar el empate parcial.

Los buenos augurios acereros se reafirmaron a los 31', porque Cristián Reynero puso el 2-1 a favor del visitante, poniendo la rúbrica a lo que era la carta de salvación.

El fin de la primera etapa y los minutos iniciales de la segunda, sirvieron para que los espectadores bostezaran con los repetitivos toques entre los jugadores vestidos con la camiseta cruzada, mientras Huachipato jugaba con once defensas para evitar el gol que desmonoraría todo su esfuerzo.

Pero ese gol llegó, a los 62', por medio de la cabeza de Arturo Norambuena, un tanto que cambió nuevamente el ritmo del partido, pues obligó a Huachipato a volcarse completamente en ofensiva.

La portería de Nelson Tapia fue bombardeada constantemente, pero sin dirección, ya que Reynero, Gioino y Castillo protagonizaban múltiples disparos a la galería. La UC contragolpeaba con peligro, pero el dominio era definitivamente acerero.

A tres minutos del final Huachipato quedó con diez hombres, luego de la expulsión de Juan Umaña por doble amonestación, cuando la desesperación era total en los visitantes.

El pitazo final marcó el inicio de los rezos de los hombres de Talcahuano, que ahora dependen de lo que haga Wanderers frente a Everton. Una victoria de los viñamarinos, dejaría a Huachipato en la Primera B. Cualquier otro resultado da rienda suelta a los festejos en la Octava Región.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores