Resumen 2000: Golpe a golpe

Los puños del puertorriqueño Félix Trinidad fueron lo más destacado en un año donde los cuadriláteros fueron escenarios de grandes peleas en divisiones intermedias, gracias a púgiles como Shane Mosley, Erik Morales y Roy Jones.

30 de Diciembre de 2000 | 17:31 | emol.com
Con Félix Trinidad como abanderado, las divisiones intermedias acapararon toda la atención del mundo del boxeo este año e hicieron recordar la época de oro en que Sugar Ray Leonard, Marvin Hagler, Tommy Hearns y Roberto Durán subían de peso y seguían protagonizando peleas memorables y cosechando títulos.

Los éxitos de Trinidad, Shane Mosley, Erik Morales y Roy Jones le robaron el centro del escenario a la división de los pesados, que apuesta ahora a una pelea entre Lennox Lewis y Mike Tyson para recuperar su sitial de honor.

El puertorriqueño Trinidad se coronó el mejor boxeador del mundo derrumbando los invictos de David Reid y Fernando Vargas luego de hacer lo propio con Oscar de la Hoya el año pasado.

Después de reinar entre los wélter, Trinidad subió de peso y le arrebató el cetro superwelter de la AMB a Reid tras tirarlo cuatro veces.

"Tito" liquidó luego en tres asaltos al senegalés Mamadou Thiam y coronó su gran año noqueando espectacularmente en el 12° round a Vargas, en la que fue considerada unánimemente la mejor pelea del 2000.

El boricua, quien lleva 39 combates invicto, se propone pelear en marzo con William Joppy por el cinturón mediano de la AMB.

De la Hoya, hasta hace poco el ''Niño Dorado'' del boxeo y ahora dedicado a la música, vio caer más todavía su estrella al perder por puntos con Mosley, en otra tremenda pelea, y quedarse sin la corona wélter del CMB.

La falta de rivales de monta le quitó mérito a los triunfos de Lennox Lewis e hizo que aumente el interés en un posible combate con Tyson, quien, lejos de ser el boxeador avasallante de antaño, sigue siendo la figura más taquillera.

Tyson aniquiló en menos de dos rounds a Julius Francis, Lou Savarese y Andrew Golotta, pero volvió a generar controversias por seguir pegándole a Savarese luego de que el árbitro detuvo el combate, mandando al propio juez a la lona.

Evander Holyfield se mantuvo vigente ganando el cetro de la AMB dejado vacante por Lewis, pero se vio en dificultades para superar por puntos a John Ruiz y ya no parece capaz de conseguir otra pelea millonaria.

El brasileño Acelino Fleitas se encaramó en la elite del boxeo a fuerza de nocauts. Fleitas, campeón superpluma de la OMB, ganó sus 28 peleas antes del límite.

El veterano venezolano Leo Gamez hizo historia al conquistar el título supermosca noqueando en el séptimo round al japonés Hideki Todaka. Fue su cuarta corona de la AMB en pesos distintos. Anteriormente fue monarca en las divisiones paja, minimosca y mosca.

El cubano Félix Savón se recuperó de aciagas derrotas en su país para alzarse con la medalla de oro en la categoría pesada en los Juegos Olímpicos de Sydney e igualar las hazañas de su compatriota Teófilo Stevenson y el húngaro Lazlo Papp, los únicos que habían ganado tres títulos olímpicos de boxeo.

Cuba se ratificó como el rey del boxeo amateur al ganar cuatro preseas de oro en Sydney.

El mexicano Julio César Chávez anunció su retiro tras ser noqueado por australiano Kosta Tszyu. También colgó los guantes Hearns.

En cambio, el múltiple campeón panameño Roberto Durán ganó dos peleas ante rivales de poca monta e insiste en seguir peleando.

El boxeo, deporte siempre esquivo para los chilenos, brindó la mayor satisfacción del siglo cuando Carlos Cruzat noqueó técnicamente al estadounidense Ira Humm al duodécimo asalto de la pelea por el título mundial de los cruceros, versión Asociación Internacional de Boxeo.

La victoria de Cruzat ese 6 de mayo se transformó en la primera corona mundial lograda por un púgil nacional en toda la historia del boxeo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores