Resumen 2000: Arriba, con A de Argentina

Los albicelestes han acaparado la atención del fútbol latinoamericano en la campaña 2000, con los éxitos de su selección en la clasificación al Mundial 2002 y los meritorios triunfos internacionales de Boca Juniors. Para Chile, un inolvidable bronce en los Juegos Olímpicos.

30 de Diciembre de 2000 | 17:43 | emol.com
El título honorífico de campeón del mundo obtenido por el Boca Juniors, tras ganar por 2-1 al Real Madrid en la Copa Intercontinental, y el holgado dominio de la selección en la fase de clasificación para el Mundial 2002 han devuelto a Argentina a la cúspide del fútbol latinoamericano.

El tango se impuso en el año 2000 al samba, después de una prolongada hegemonía brasileña, plasmada en el título mundial de la selección en Estados Unidos'94 y el subcampeonato en Francia'98, así como los tres triunfos consecutivos en la Copa Libertadores de Cruzeiro (1997), Vasco da Gama (1998) y Palmeiras (1999).

Boca, el club más popular de Argentina, venció en la final de la pasada edición de la Copa Libertadores al Palmeiras y se ganó el derecho a viajar a Tokio para disputar la Copa Intercontinental ante el poderoso campeón europeo, el Real Madrid.

Un pequeño consuelo para el balompié brasileño fue la final de la Copa Mercosur, en la que el Vasco de Gama se impuso al Palmeiras en el partido de desempate. Romario, con tres goles, volvió a ser la gran estrella.

La selección argentina marcha imparable en la clasificación para el Mundial 2002 de Japón y Corea. Con 8 victorias y una sola derrota, en Brasil, el equipo que dirige Marcelo Bielsa tiene la plaza para la fase final casi asegurada.

Brasil, con Romario como máximo goleador, figura en segunda posición, a cinco puntos de los argentinos, aunque todavía vive de las rentas de años anteriores y cerrará el siglo como la mejor selección mundial en la clasificación de la FIFA. Argentina ocupa la tercera posición en esta tabla.

Paraguay también se halla en la senda de lograr la clasificación al ocupar la figurar tercera en la clasificación, con los mismos puntos que los brasileños.

El fútbol chileno mitigó su orfandad de éxitos internacionales con una meritoria medalla de bronce en Sydney. Comandada por el veterano Iván Zamorano, que en el partido de consolación ante Estados Unidos marcó los dos goles del triunfo y había sido fundamental en los encuentros anteriores, la selección de Chile subió al podio olímpico con todo merecimiento, jugando además el mejor fútbol del torneo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores