UCI trata de "injusto" trato que se dio a ciclistas en el Giro

"Cuando se busca a un ladrón en París no se registra a todo el mundo. La forma en que han sido tratados los ciclistas es injusta", dijo el presidente Hein Verbruggen.

14 de Junio de 2001 | 10:08 | EFE
PARIS.- El presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Hein Verbruggen, calificó de "injusto" el trato que recibieron los ciclistas durante la última redada del Giro de Italia, en dos entrevistas publicadas hoy en los diarios Le Figaro y Liberation.

"La justicia debe hacer su trabajo... Pero siempre denunciaré el carácter espectacular, brutal de esta intervención. Doscientos policías que caen sobre los corredores en mitad de la noche...", aseguró Verbuggren.

"No puedo admitir que se pueda destruir la imagen de toda una profesión metiendo a todo el mundo en el mismo saco. Cuando se busca a un ladrón en París no se registra a todo el mundo. La forma en que han sido tratados los ciclistas es injusta", añadió.

El patrón del ciclismo mundial se mostró contrario a la medida tomada por el Comité Olímpico Italiano (CONI) de suspender toda competición ciclista en el país, porque no han esperado el resultado de la investigación judicial y porque no han consultado con la UCI.

Verbruggen, que se encontraba en Italia cuando se produjo la redada policial ("de repente, cuando estaba comiendo, aparecieron carabinieri por todos los lados"), observó diferencias con los hechos acaecidos en el Tour de Francia de 1998.

"El Tour del '98 puso de relieve un dopaje estructural, organizado, planificado. No es el caso de Italia, donde ha habido acciones individuales", dijo.

En su opinión, la redada policial del Giro ha puesto al descubierto cosas extrañas. "Seis corredores de un mismo equipo a los que se les ha recetado corticoides. O en el equipo Fassa Bortolo, en el que Dario Frigo ha sido 'pillado' y el resto del equipo está limpio", comentó.

Tras el caso Festina, el presidente de la UCI cree que los corredores han tomado conciencia de los riesgos del dopaje, lo que ha supuesto "un enorme cambio de mentalidad".

"Hoy por hoy, la mayoría de los corredores no quieren cerrar los ojos a lo que pasa a su alrededor, en el seno de su propio equipo. El dopaje de los otros les afecta. Ellos deben hacer de policías entre ellos", afirmó.

Verbruggen se mostró contrario a iniciativas como acabar con el secreto médico profesional o aumentar las penas a los condenados, para combatir el dopaje. "¡Eso es como ser partidario de la pena de muerte!", exclamó el holandés que no descartó que se produzcan operaciones como la de Italia en el próximo Tour de Francia, que comienza el próximo 7 de julio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores