Colo Colo fue la excepción a la regla universitaria

El cuadro albo no pudo repetir las victorias conseguidas por los equipos chilenos en el debut copero en la Mercosur. Corinthians, con un juego atildado y un gran despliegue táctico y físico, lo doblegó por 2-0.

26 de Julio de 2001 | 21:03 | Arturo León Díaz, emol.com
SANTIAGO.- Podía ser el "tri" del fútbol chileno en su debut en la Copa Mercosur 2001. Universidad Católica y la "U" habían hecho lo suyo, con más sacrificio que fútbol, pero lo habían logrado. Sin embargo, la excepción siempre marca la regla y Colo Colo cayó inapelablemente ante el Corinthians de Wanderley Luxemburgo por 2-0.

El cuadro albo no hizo nada para merecer, al menos, un tanto de descuento. Y si hay que desmenuzarlo, lo hacemos: Ramírez, para variar inseguro, dando rebotes sin destino; Henríquez y Salinas estuvieron inseguros en la marca, mientras que Riffo y Gamboa poco podían hacer solos frente a tres o cuatro rivales; Villaseca estuvo en lo suyo, correteando y metiendo pierna fuerte, pero no tuvo compañía en Peña, que se vio demasiado errático en la entrega; Lopresti y Muñoz intentaron mas no tienen creatividad ni velocidad para sorprender por las puntas; Sierra, lento, impreciso; y Tapia, González y Reyes siempre perdieron ante la anticipación de los defensas brasileños.

En los mano a mano siempre perdieron los chilenosPero este cuadro de Luxemburgo jugó al fútbol, no se vino a defender como habían dicho desde tierras cariocas. Tocó, metió ritmo, pierna fuerte cuando lo ameritaba pero por sobre todas las cosas, jugó bonito, con toques atildados y lujos casi siempre hilvanados por Ricardinho.

El pequeño zurdo abrió la cuenta con una "joya", dejando atrás a Henríquez, Salinas y Gamboa, y liquidando con un toque ante la salida desesperada de Ramírez. Luego se lo perdieron Paulo Nunes, Rogerio, Gil y el mismo Ricardinho, y en otras, hay que decirlo también, salvó Ramírez con esas espectaculares pero a veces poco efectivas estiradas.

Con el ingreso de Barticcioto, Hernández lo único que hizo fue darle compañía a Sierra, pero del mismo tipo: lenta, sin sorpresa, a ratos exasperante de tanto llevar el balón.

Por eso Colo Colo tendrá que mejorar mucho para pasar a la segunda fase, para mejorar su fútbol siquiera. Claro, faltan Rozental, Espina, Arbiza, Mendoza y Guajardo, pero hay que lograr acoplamiento de la piezas nuevas, entendimiento. Porque diálogo no hubo, salvo con el árbitro Martín y con el técnico Roberto Hernández en la charla técnica. Ahí también hubo excepción.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores