Cruzeiro, campeón de la Copa do Brasil

Los de Wanderley Luxemburgo vencieron 3-1 a Flamengo y conquistaron una plaza en la Copa Libertadores 2004.

BELO HORIZONTE.- Tres pases mágicos de Alex para los goles de cabeza de Deivid, el colombiano Víctor Aristizábal y Luisao aseguraron hoy a Cruzeiro el título de la decimoquinta edición de la Copa do Brasil y una plaza para la Copa Libertadores de 2004.

La victoria por 3-1 de Cruzeiro sobre Flamengo en el estadio Mineirao de Belo Horizonte coronó hoy la impecable campaña de los líderes del Campeonato Brasileño y el exhuberante momento futbolístico de su tridente ofensivo.

Ambos finalistas habían empatado 1-1 el domingo pasado en el estadio Maracaná y un empate sin goles hoy hubiera bastado a Cruzeiro para alzarse con el título, el cuarto que obtiene en la historia de la competición, que se remonta a 1989.

Cruzeiro, que hoy extendió a ocho meses el invicto en su fortín y completó 52 partidos consecutivos marcando goles, alcanzó a Gremio en la clasificación de equipos que más veces han ganado la Copa do Brasil.

Gremio se alzó con los títulos de 1989, 1994, 1997 y 2001, en tanto que el Cruzeiro ya había dado la vuelta olímpica en 1993, 1996 y 2000.

La superioridad de los pupilos del ex seleccionador brasileño Wanderley Luxemburgo comenzó a plasmarse temprano, a los dos minutos, cuando el armador Alex lanzó desde la izquierda un centro preciso que Deivid, goleador de las ediciones de 2002 y 2003, encaminó sin marca con la testa al fondo de la portería de Julio César.

Como calcada la jugada se repitió a los 16 minutos, aunque esta vez Alex aprovechó un tiro libre que obligó al colombiano Aristizábal a improvisar una contorsión casi circense para despachar de cabeza el balón por encima del alcance del portero y ante la impasibilidad de dos defensores.

Por la banda derecha, Alex sirvió el balón para que el espigado zaguero Luisao empleara su cabeza como un martillo para clavar el balón en el piso antes de anidarse en la red ante el esfuerzo vano de Julio César.

Transcurrían 28 minutos y todo indicaba que la forma fácil como Cruzeiro mandaba en el juego llevaría al Flamengo a salir humillado del Mineirao, en cuyos graderíos se apiñaron hoy más de 79.000 aficionados.

En el segundo tiempo el creativo Alex y los arietes Deivid y Aristizábal prácticamente sacaron música del balón cuando lo tañían con sus botas en vistosas jugadas y milimétricos pases.

Con más garra que argumentos técnicos el Flamengo se arrimó a la portería de Gomes.

Fernando Baiano, que el domingo pasado dio al Flamengo el empate 1-1 a los 93 minutos, descontó hoy con un remate seco, a los 64 minutos, tras superar por piernas a sus custodios.

El novato y su colega Julio César asumieron el protagonismo con soberbias atajadas en un juego abierto y temerario, que tornó el partido muy emotivo en los últimos treinta minutos.

Para Cruzeiro la de hoy fue la quinta final que protagoniza en la historia del torneo, y la tercera para Flamengo.

Flamengo, que fue campeón en 1990 y subcampeón en 1997, garantizó su clasificación para la final al empatar sin goles con el Sport en el estadio Maracaná, y vencer a los mismos rivales por 1-0 en Recife.

Cruzeiro llegó a la instancia final tras imponerse al Goiás por 2-1 en el Mineirao ocho días después de haberle ganado por 3-2 en Goiania.

CRUZEIRO: Gomes; Maurinho, Luisao, Gladstone, Leandro; Augusto Recife, Wendell (Márcio, m.56), Jardel, Alex (Sandro, m.77); Deivid y Aristizábal (Motta, m.82). DT: Wanderley Luxemburgo.

FLAMENGO: Julio César; André Bahía, Fernando, André Gomes (Igor, m.23), Luciano, Fabinho, Fabio Baiano (Jean, m.46), Felipe; Athirson, Edílson y Fernando Baiano. DT: Nelsinho Baptista.

Goles: 1-0, m.2: Deivid. 2-0, m.16: Aristizábal. 3-0, m.28: Luisao. 3-1, m.64: Fernando Baiano.

Arbitro: El brasileño Paulo César, amonestó a Fabinho y Luisao.
EFE
Miércoles, 11 de Junio de 2003, 22:47
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion