Los nuevos pasos del tenis chileno

La posibilidad de contar con dos estadios de primer nivel y fomentar la formación de jugadores pensando en una larga permanencia en el Grupo Mundial, aparecen como prioridades para Horacio de la Peña, jefe técnico de Copa Davis, y Andrés Fazio, presidente de la federación local.

25 de Septiembre de 2004 | 18:11 | Felipe Vásquez, enviado especial a Viña del Mar
VIÑA DEL MAR.- Luego de asegurar el retorno al Grupo Mundial de Copa Davis, el jefe técnico del equipo nacional, el argentino Horacio de la Peña, y el presidente de la Federación de Tenis de Chile, Andrés Fazio, entregaron su visión sobre las próximas pisadas que dará el tenis chileno.

La remodelación del court central del Estadio Nacional de Santiago y la construcción de otro campo de alto nivel en Viña del Mar, aparecen como dos de las prioridades en términos de infraestructura para el tenis nacional, con la meta de albergar con las mejores posibilidades los potenciales duelos en casa por la Copa Davis, incluso una posible final.

"Si pensamos -lo que es nuestro objetivo- en poder disputar la final de una Copa Davis y nos toca de local, yo quiero tener un escenario digno para eso", afirmó Fazio, agregando que ya ha sostenido favorables conversaciones con distintas autoridades para llevar a cabo el proyecto de un estadio en Viña del Mar, con un costo cercano a los 4 millones de dólares, según las primeras estimaciones.

El nuevo court se enmarcará dentro de una de los principales proyectos de De la Peña, que es poder afianzar la formación de jugadores chilenos a nivel del mar. "No es sólo un estadio, es un centro nacional de desarrollo", aseguró el técnico, quien afirma que "uno de los problemas más grandes que tiene Chile al formar jugadores, es que todos se forman en Santiago, donde hay altura, donde la pelota es mucho más liviana, entonces no agarran fuerza".

La idea es contar con dos canchas de primer nivel, tanto en Santiago como en Viña del Mar, para tener alternativas en caso de tener que llevar a algún rival al nivel del mar o a mayor altura. La idea, además, es el primer paso para poder proyectar un equipo de Copa Davis más sólido, ya que incluso Fazio y De la Peña coincidieron en que el actual plantel es "frágil", para afrontar un grupo de excelencia como se hará a partir del 2005.

"Para ganar la Copa Davis, es un equipo frágil, porque es muy difícil tener durante un año entero a Fernando y Nicolás en su mejor momento, sin lesiones, o con confianza. Necesitaría Adrián (García) arrimarse un poco más a los 50 para que el recambio y el respeto internacional sea más grande. Necesitamos siete u ocho de buen nivel y eso es lo que hace fuerte a un equipo", afirmó De la Peña.

El entrenador argentino no dudó en destacar la unidad y calidad humana que ha logrado el grupo, al cual se integró hace dos años. Según recordaba, "cuando Andrés (Fazio) habló conmigo hace dos años, nos sentamos y me dijo Horacio, realmente queremos conseguir un grupo unido y llegar al Grupo Mundial. Yo dije, entonces no me contraten, para llegar sólo al Grupo Mundial no quiero. Me dijo bueno, hasta donde quieras. El destino dirá hasta dónde, pero acá estamos", concluyó De la Peña.

Sobre el futuro en el torneo por equipos, el jefe técnico destacó la importancia del sorteo y reconoció la desventaja que tendrá Chile al afrontarlo. "Lamentablemente el ranking de Chile sigue siendo bajo, si toman los últimos cuatro años. Nosotros recién empezamos a ganar a fines del 2003... Vamos a ir al sorteo y a lo que nos toque. Tenemos una pequeñita ventaja, que después de jugar tanto afuera por la suspensión y la mala suerte, con los buenos tenemos una buena chance de poder jugar en casa", comentó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores