Eliminatorias: Ecuador confía en una victoria ante Argentina

El técnico Luis Fernando Suárez espera poder reemplazar adecuadamente a dos de sus mejores jugadores que arrastran lesiones: Edison Méndez y Franklin Salas.

QUITO.- Los aficionados ecuatorianos que hasta hace poco se mostraban incrédulos de los avances futbolísticos de su selección, hoy confían en una victoria ante Argentina, líder de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Alemania 2006.

Es que a punta de trabajo y de buenos resultados, el actual entrenador de la selección, el colombiano Luis Fernando Suárez, ha otorgado esa confianza para un equipo que se levantó en el momento preciso tras los malos resultados en la Copa América de Perú 2004.

Con poca trayectoria pero acumulando buenos resultados, consecuencia de una gran formación, Suárez asumió la dirección del equipo que se quedó sin entrenador por la renuncia sorpresiva del también colombiano Hernán "Bolillo" Gómez.

A Suárez no le tembló la mano para iniciar la renovación convocando a nuevos elementos y marginando a quienes futbolísticamente ya no le rendían al equipo.

El primer fruto de ese proceso es el portero Edwin Villafuerte, que con pocos partidos en Primera División, se ganó la titularidad del combinado local.

La satisfacción mayor para Suárez debe ser la consagración del centrocampista Antonio Valencia que, con 19 años, guió a su equipo a remontar el marcador 0-2 ante Paraguay, pues con sus dos tantos y tres de sus compañeros, otorgó el más sabroso resultado para los ecuatorianos.

Pero el trabajo convincente de Suárez no se circunscribe en esos elementos, que solo son dos botones dentro de una funcional maquinaria futbolística, en la que -como dice Suárez- no importan los nombres, sino los hombres que estén en su mejor momento.

A tal punto que se lesionaron dos jugadores básicos: el centrocampista Edison Méndez, corazón y talento del equipo, junto al delantero Franklin Salas, desequilibrio puro de la media cancha hacia adelante.

A esto se sumó la muerte súbita del goleador Otilino Tenorio, en un accidente de tráfico.

Suárez, dando muestras de que confía en su trabajo, aseguró que tenía a los sustitutos ideales con vistas a los enfrentamientos contra Argentina y Colombia.

Su mensaje sirvió para aplacar los nervios de los ecuatorianos que ven en Suárez al líder sencillo pero práctico que puede encaminar al equipo con solidaridad futbolística y colectiva a la clasificación al Mundo de Alemania 2006.
EFE
Jueves, 2 de Junio de 2005, 11:04
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion