F-1: Pilotos reaccionan tras polémico GP de EE.UU.

Con decepción tomaron la mayoría de los corredores la inusual decisión de retirarse en masa de la competencia, a la que incluso se le ha tildado de "farsa".


Michelin pide disculpas
Los siete equipos que no disputaron la carrera, en conjunto con el fabricante de neumáticos Michelin, hicieron público un comunicado donde se disculpaban ante el público y patrocinadores.

"Después del accidente de Ralf Schumacher del viernes por la mañana, fuimos advertidos por parte de Michelin que ninguno de los neumáticos que estaban a disposición de los equipos podían usarse a no ser que la velocidad de los vehículos fuera reducida en la curva 13. Sin este requisito, Michelin no consideraba el neumático como seguro para ser usado en la carrera", dicta la carta.

INDIANÁPOLIS.- La inédita carrera disputada entre tres escuderías en Indianápolis no dejó a nadie contento en la Fórmula Uno, ya que tanto los pilotos, como propietarios, organizadores y público quedaron decepcionados tras la competencia.

Siete de los equipos renunciaron a participar en el Gran Premio de Estados Unidos, luego que Michelini anunciara problemas de seguridad en sus neumáticos, pidiendo a la organización hacer una de las curvas del circuito más lenta. Sin embargo, la petición no fue tomada en cuenta y catorce de los pilotos se quedaron sin participar.

El alemán Michael Schumacher, que a la postre se llevó el triunfo en una pista prácticamente despejada, ni siquiera celebró la victoria. "No es correcto haber ganado así mi primera carrera del año", afirmó el corredor de Ferrari.

"Fue una carrera extraña. Me hubiera gustado luchar la carrera en circunstancias normales. Teníamos un buen auto y claras posibilidades de ganar (con todos los coches sobre el circuito), dijo el campeón reinante.

"Esto no es una carrera, esto es una farsa", llegó a decir Paul Stoddart, jefe del equipo Minardi, uno de los tres que sí compitió junto a Ferrari y Jordan. Stoddart dijo que su escudería, que utiliza neumáticos Bridgestone, se vio obligado a participar.

El canadiense Jacques Villenueve (Sauber) también fue severo en sus palabras, asegurando que "después de algo así, la Fórmula 1 en Estados Unidos no se recupera más, está muerta". El ex campeón mundial agregó que "la solución estuvo en manos de la FIA, todo estuvo en sus manos, se podría haber corrido agregando una chicana".

David Coulthard, el experimentado británico de Red Bull, afirmó que "esto dejará un gusto amargo en la boca de la gente por mucho tiempo (...) Francamente, como piloto, estoy avergonzado de estar involucrado en esta situación".

Para Jarno Trulli, que había conseguido la "pole" con la escudería Toyota, dijo que "es una gran frustración para todo el equipo, los pilotos, la F1 en general, especialmente frente a los simpatizantes de Estados Unidos".

"En Michelin hay grandes especialistas y saben que si no aguanta el neumático, no aguanta; y desgraciadamente, si dicen que no se puede correr una carrera, hay que hacerles casos", afirmó el austríaco Christian Klien (Red Bull), uno de los más jóvenes de la competencia.
Agencias
Domingo, 19 de Junio de 2005, 17:20
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion