F-1: FIA se inclinaría por sanciones económicas en "caso Michelin"

El miércoles los mandamases de las distintas escuderías involucradas harán sus descargos con el presidente del máximo organismo tuerca, Max Mosley, antes de decretar la sanción definitiva por el retiro en el GP de Estados Unidos.



PARÍS.- Las siete escuderías con neumáticos Michelin que se negaron a correr el Gran Premio de Estados Unidos, por el presunto peligro relacionado con sus neumáticos inadecuados, podrían enfrentarse el miércoles a duras sanciones financieras por haber saboteado la prueba estadounidense.

Flavio Briatore (Renault), Ron Dennis (McLaren-Mercedes), Frank Williams (Williams-BMW), Nick Fry (BAR-Honda), Peter Sauber (Sauber-Petronas), Christian Horner (Red Bull-Cosworth) y Tsutomu Tomita (Toyota) ofrecerán sus explicaciones al presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, mañana a las 3:30 horas de Chile, en la sede situada en la Plaza de la Concordia de París.

Las posibles sanciones a las 7 escuderías van desde la "simple reprimenda a la exclusión del campeonato, pasando por la retirada de puntos o la imposición de una multa", dijo el director de comunicación de la FIA, Richard Woods.

Las dos primeras medidas parecen poco probables, ya que una simple reprimenda quitaría credibilidad a la propia organización, mientras que la exclusión de las citadas escuderías arruinaría el Mundial 2005.

En cuanto a la tercera opción, es decir, la retirada de puntos, es cierto que barajaría de nuevo las cartas en el campeonato, pero a costa de hacerlo de una forma demasiado artificial.

De esta forma, la hipótesis de duras sanciones financieras es la condena más probable para las escuderías -que podrán apelar dicha sanción-, teniendo en cuenta también que una de las prioridades manifestada por Mosley inmediatamente después de lo sucedido en Estados Unidos fue la de indemnizar a los espectadores que se vieron privados del espectáculo por el que habían pagado.

"Luego, las escuederías serán libres de, a su vez, tomar medidas contra Michelin", explicó Woods al notar que la FIA no puede tomar acciones directamente contra el fabricante de neumáticos.

De acuedo con las recomendaciones de Michelin, las 7 escuderías citadas decidieron retirar sus catorce bólidos del Gran Premio de Estados Unidos, corrido el pasado 19 de junio en Indianápolis, de forma que sólo los monoplazas equipados con neumáticos Bridgestone (Ferrari, Jordan-Toyota, Minardi-Cosworth) disputaron lo que se pudo considerar como una parodia de un Gran Premio de F-1.

Según la FIA, las escuderías implicadas en el caso inflingieron el código deportivo internacional, porque "no se aseguraron de tener las gomas convenientes para la carrera".

Asimismo, "se negaron, sin razón, a permitir a sus bólidos tomar la salida y disputar la carrera, respetando una limitación de velocidad en una curva que podría haber permitido a sus neumáticos asegurar la seguridad de sus pilotos y se asociaron a una demostración nefasta para la imagen de la Fórmula 1 al abandonar la parrilla de salida momentos antes del comienzo de la carrera".

La organización les reprocha también no haber advertido a los comisarios de su intención de no disputar la carrera, inflingiendo así el reglamento deportivo de la Fórmula 1.

Los 14 bólidos equipados con neumáticos Michelin entraron en boxes tras la vuelta de reconocimiento, pocos minutos antes del comienzo de la carrera, en la que sólo tomaron la salida seis monoplazas esparcidos por una parrilla digna de lástima y que provocó la huida masiva del público estadounidense del circuito.

Poco antes las negociaciones de última hora entre las escuderías y la FIA habían fracasado. La organización se negó a permitir a los constructores usar nuevos neumáticos que Michelin había hecho llegar desde Francia horas antes y tampoco admitió modificar el trazado del circuito -instalando una protección- en la curva donde el viernes, en las pruebas libres, el alemán Ralf Schumacher (Toyota) sufrió un violento accidente.

La FIA basó sus negativas en su papel de garante de la aplicación del reglamento, de forma que sólo el acuerdo unánime de las diez escuderías participantes podría haber hecho que la organización cambiara de posición.
AFP
Martes, 28 de Junio de 2005, 09:20
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion