Liverpool se proclamó campeón de la Copa de Inglaterra

La final tuvo que decidirse mediante lanzamientos penales, luego de que el equipo dirigido por Rafa Benítez empatara a tres goles con el West Ham United.


CARDIFF.- El Liverpool se proclamó hoy campeón de la Copa de Inglaterra, arruinando las esperanzas del West Ham United, tras resolver una frenética final en el Estadio del Milenio de Cardiff en la tanda de penales.

La alta tensión que dominó todo el encuentro, que siguió el príncipe Guillermo desde las gradas en calidad de nuevo presidente de la Federación de Fútbol, la abundancia de goles y de oportunidades adornaron un partido muy abierto, que concluyó con un empate a tres y que tuvo que decidirse con penales a favor de los "Reds".

El español Xabi Alonso, duda por lesión, comenzó en el once titular de los "Reds", al igual que Pepe Reina, que vivió hoy instantes de pesadilla, mientras que Fernando Morientes arrancaba desde el banquillo.

Fue la formación de Rafa Benítez la más enérgica en los primeros minutos, aunque acusó pronto fallos importantes en la defensa.

Tras un lanzamiento de falta en terreno peligroso a cargo de Steven Gerrard, el noruego John-Arne Riise buscó la meta de Shaka Hislop con un centro que bloqueó el capitán del West Ham, Nigel Reo Coker.

Un gol en propia meta del jugador de los "Reds" Jamie Carragher, que dio la ventaja sin querer a los hombres de Alan Pardew al tratar de despejar una pelota animó a los "Hammers" e incrementó la presión sobre el conjunto rojo.

El Liverpool sufrió un nuevo golpe minutos más tarde, al encajar un nuevo gol de Dean Ashton, que hizo enloquecer de euforia a los aficionados londinenses.

Reaccionó el Liverpool. Tras un tanto que anulado por fuera de juego del alto delantero Peter Crouch, la afición de los "Reds" respiró con alivio ante un remate letal del francés Djbril Cissé, en el minuto 32.

El conjunto de Benítez no podía bajar la guardia ante la potencia en el ataque del West Ham. La defensa del Liverpool volvió a flaquear y a dejar solo a Reina, que lo pasó mal ante un centro peligrosísimo de Etherington, que no se convirtió en el tercer gol por puro milagro.

Los primeros compases del segundo tiempo fueron frenéticos. El West Ham gozó de una espléndida ocasión, con un centro a la portería de Harewood a pase de Ashton, que rescató el meta español, que a continuación tuvo que emplearse de nuevo para abortar otro intento de Benayoun.

Benítez tuvo que hacer cambios, ante la lesión del australiano Harry Kewell en los abductores, al que sustituyó por el español Morientes, que saltó al campo en el minuto 48 y movió a Cissé hacia la izquierda.

El genial capitán del Liverpool, Steven Gerrard, ayudado de Alonso, devolvió la calma al Liverpool con el gol del empate, un disparo cruzado que no dio opción al arquero rival.

La alegría le duró poco al plantel de Anfield, que encajó otro tanto de Paul Konchesky en el minuto 64.

El Liverpool se lanzó a la desesperada en lo últimos minutos, un buen intento a cargo de Morientes, que perdió una buena ocasión con un remate de cabeza en el minuto 80, que se fue por encima del larguero.

Fue Gerrard el hombre que devolvió la esperanza a la plantilla roja, al lograr el empate. Acto seguido, Reina contribuyó al parar un lanzamiento de falta a pocos metros de la portería lanzado por Konchesky y la final tuvo que alargarse.

En el descanso de la prórroga, Momo Sissoko, Cisse, Steve Finnan, Jamie Carragher y Gerrard se quejaron de calambres y tuvieron que ser atendidos en el campo.

En los 30 minutos extra, ambos equipos gozaron de ocasiones, pero no lograron decidir la final, que se resolvió en la tanda de penales a favor del Liverpool.

Pormenores

3-Liverpool: Reina, Finnan, Carragher, Hyypia, Riise, Gerrard, Alonso (Jan Kronkamp, m.67), Sissoko, Kewell (Morientes, m.48), Cisse, Crouch.

3-West Ham United: Hislop, Scaloni, Ferdinand, Gabbidon, Konchesky, Benayoun, Fletcher (Dailly, m.76), Reo-Coker, Etherington (Sheringham, m.84), Ashton, Harewood.

Goles: 0-1, Jamie Carragher (20), 0-2, Dean Ashton, m.28, 2-1, Djbril Cissé, m. 32, 2-2, Steven Gerrard, m.54, 2-3, Paul Konchesky, m.64.

Penales: Para el Liverpool marcó Didi Hamann, Steven Gerrard y Riise y Hislop frenó a Sami Hyppia.

Para el West Ham, marcó Teddy Sheringham y Pepe Reina paró a Paul Konchesky, a Boby Zamora y a Ferdinand.

Árbitro: A. Wiley (Staffordshire). Sacó tarjeta amarilla a Dean Ashton y a Jamie Carragher y a Hamman, del Liverpool.

Incidencias: Final de la Copa de Inglaterra, disputada en el Estadio del Milenio, de Cardiff (Gales).
EFE
Sábado, 13 de Mayo de 2006, 12:48
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion