Alberto Contador: "El ciclismo se está quedando sin reglas"

El español quiere cambiar de equipo para poder correr el Tour, ya que Astana está excluido para correr la carrera.

SAN PETESBURGO.- Alberto Contador, ciclista español del Astana, equipo excluido por la organización del Tour de Francia, lamentó hoy la situación en la que continúa el ciclismo, "un deporte sin reglas" y acostumbrado a "decisiones incomprensibles y sin explicaciones claras".

El madrileño aspira a recoger hoy el premio Laureus como deportista revelación de 2007 en la gala que se celebra en San Petersburgo. En un hotel de la ciudad de los zares mantuvo una charla con la prensa española, donde confirmó que no se plantea cambiar de equipo para correr el Tour pese a su inquebrantable pasión por la ronda francesa.

Aún dolido por la prohibición del Tour, pero más animado que cuando conoció la noticia, durante la Vuelta a Mallorca, Contador no encuentra explicación a lo sucedido. "La sensación que hay es la de incomprensión por todo lo que sucede. Parece que el ciclismo se queda sin reglas. Se toman decisiones sin explicaciones. Pero a mí ya no me sorprende nada", comenta resignado.

Ni la posibilidad de recurrir ante la justicia deportiva -"sólo veo un uno por ciento de opciones, pero no quiero despertar falsas ilusiones"- alivia a Contador, convencido de la inocencia de su equipo, totalmente reformado con respecto al que protagonizó los mayores escándalos de dopaje en el Tour de 2007.

"El Astana tiene una estructura totalmente distinta a la del año pasado. El material y el equipo técnico son nuevos. El equipo ha invertido medio millón de euros en medidas antidopaje y nosotros pasamos doce controles, además de los de la UCI y la AMA. Más no se puede hacer. Por eso, si el año que viene tampoco nos dejan participar, sería para decir 'apaga y vámonos', sería algo incomprensible", explica Contador.

El ciclista de Pinto cree que "si en lugar de Astana llevásemos en el pecho cualquier otro nombre, estaríamos en el Tour". Pero el rumbo de los acontecimientos le han obligado a tomar una decisión entre el Tour y el Astana.

"Si correr el Tour supone dejar a mi gente sin equipo, no me lo planteo. No me perdonaría dejar tirada a mi gente por ir al Tour, y creo que la afición española lo entiende".

Se resiste Contador a verse como el cabeza de turco de una enorme operación en contra del Astana y de su director, Johan Bruyneel, pero eso no le impide sentirse "con más impotencia que rabia" porque cree que merece "estar ahí, por los méritos que he hecho, porque tengo opciones reales de ganar y porque este año me veo más fuerte, más sólido que el pasado".

Prácticamente resignado a no correr el Tour de 2008, Contador aún confía en que algunos movimientos de carácter político le ayuden "en la medida de lo posible" a intentar revalidar su título. "No sé muy bien qué tipo de contactos ha habido ni he hablado con el Consejo Superior de Deportes, pero cualquier esfuerzo puede ser positivo". La cercanía de las elecciones generales, sin embargo, puede jugar en contra de las opciones del ciclista madrileño, ya que su caso podría quedar temporalmente aparcado.

Cuando supo que no correría el Tour, Contador pensó "varias respuestas", aunque finalmente, ni siquiera se ha puesto en contacto con los responsables de la ronda. "Pero pensé en enviarles un DVD del último Tour y comentarles, 'mirad, éste es Contador, éste es el que animó la carrera, el que hizo un Tour más entretenido".

Aunque la decisión de la ronda gala le obligará a ver el Tour por la televisión, Contador no tiene claro cómo seguirá la prueba. "No sé qué será mejor, probablemente ni siquiera lo vea porque voy a sentir una impotencia enorme al no poder estar ahí", resume.

El ciclista del Astana ha encontrado "bastantes apoyos" en el pelotón y "otros más reacios" a respaldarle. "Este es un deporte loco en el que no existe la unión que sería deseable. Si existiese, yo no estaría dando esta rueda de prensa ni hablando de este tema".

Pese al "palo" y el "paso atrás" que le ha supuesto la decisión del Tour, Contador apenas variará su plan de preparación en las próximas semanas.

Así, los Juegos Olímpicos de Pekín y la Vuelta España aparecen como los dos grandes retos de Contador para 2008. Especialmente motivado para los Juegos, correrá la Vuelta a Murcia en lugar de la París-Niza (también organizada por la ASO, responsable del Tour), antes de participar en Valencia, Murcia, Castilla y León y País Vasco. "Hasta junio, como si fuese a correr el Tour. Después, sobre todo, los Juegos Olímpicos".
EFE
Lunes, 18 de Febrero de 2008, 09:09
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion