Coma y Roma quieren ganar el nuevo Dakar y hacer historia

Los españoles aseguraron que apostarán por el título, mientras el piloto de KTM auguró complicaciones con la altitud.

MADRID.- Los españoles Marc Coma (KTM) y Joan "Nani" Roma (Mitsubishi Racing Lancer) han reconocido este miércoles que parten con el mismo objetivo para la próxima edición del Rally Dakar, que no es otra que ganarlo y entrar en el "libro de oro" de esta competición, que por primera vez se disputará en territorio suramericano, entre Argentina y Chile.


La edición 2009 del Rally Dakar tendrá por escenario los territorios más inhóspitos y duros de Argentina y Chile, en donde deberán completar alrededor de 9.000 kilómetros, de los que cerca de 6.000 serán de tramos especiales cronometrados.


Ahí estará la auténtica competición y según algunos de sus protagonistas explicaron durante la presentación de los equipos Repsol que se realizó en el Centro Tecnológico que esta compañía petrolera tiene en la localidad madrileña de Móstoles, no será nada fácil, pues desde el principio se rodará a un ritmo muy alto y con unos niveles de exigencia muy difíciles de soportar.


Como es habitual en la escudería de la petrolera, todos sus equipos, tanto los de motos como los de coches, están dispuestos a luchar por la victoria y si bien en el caso de los vehículos de dos ruedas el principal protagonista es Marc Coma, vencedor de la carrera en 2006, en los coches las expectativas se reparten entre cuatro pilotos ganadores, los franceses Stephan Peterhansel y Luc Alphand, el japonés Hiroshi Masuoka y el español Joan "Nani" Roma.


Precisamente Coma fue el primero en tomar la palabra durante el acto para reconocer que en esta ocasión tenía "una motivación extraordinaria para ganar esta competición y así entrar por derecho propio en el libro de oro de la misma en una edición que será muy especial y, además, mucho más complicada de lo que pueda parecer en un principio".


Al ser preguntado por los principales inconvenientes de esta carrera, Marc Coma apuntó a la altitud: "En algunos momentos se llegará a los 4.300 ó 4.400 metros de altitud y yo, por lo menos, no estoy demasiado acostumbrado a rendir al máximo en esas condiciones, algo que será muy difícil para todos", afirmó Coma.


"Hemos entrenado en estas condiciones, pero lo cierto es que nos queda todavía bastante trabajo por delante y el fuerte calor que hará en algunos momentos unidos a la altitud y el frío de esos lares puede ocasionarnos no pocos problemas", reconoció Coma.


Junto a Marc Coma, que estará al manillar de una de las nuevas KTM de rallys, cuya marca estuvo representada por uno de sus principales puntales, el austríaco Heinz Kinigadner, estarán tanto Jordi Viladoms como Gerard Farrés cuyo principal objetivo será apoyara a coma para lograr la victoria, sin descartar por ello una excelente clasificación de ambos.


Otra de las sorpresas de esta edición del Dakar será la llegada de un nuevo vehículo, pues aunque Mitsubishi ya es un clásico de la carrera, que ha ganado en multitud de ocasiones, hasta ahora no lo había hecho nunca sobre un vehículo con motorización diesel, combustible que emplea el nuevo Mitsubishi Racing Lancer.


Según explicaron los responsables del equipo de competición del gigante japonés el proyecto "diesel" se ha realizado en apenas 16 meses, pero se ha conseguido una fiabilidad del conjunto verdaderamente espectacular en los más de 17.000 kilómetros que se han hecho a lo largo del año y que no han dejado ver ninguna fisura en el mismo.


Y en ese aspecto buena parte de culpa la tiene Joan "Nani" Roma, quien reconoció que ha sido el pilotos que más kilómetros ha hecho con el nuevo coche durante toda la temporada "y la verdad", indicó, "es que ha demostrado ser súper fiable en lo que a mecánica se refiere y muy competitivo. Sinceramente creo que tenemos un vehículo ganador y eso es muy importante", dijo Roma.


Vencedor del Dakar en 2004, Joan Roma se mostró muy convencido de poder luchar por la victoria al asegurar que estaba muy convencido de que iba a hacer "una muy buena carrera".


Sin embargo, al lado de Roma estarán, en las filas de Mitsubishi, el francés Stephane Peterhansel, quien de ganar esta edición haría su décima victoria en la célebre competición de rallys, además del siempre competitivo ex campeón mundial de esquí, su compatriota Luc Alphand, y también el japonés Hiroshi Aoyama, rápido como el que más al volante del Racing Lancer.


Con ellos, por quinta temporada consecutiva, estará Repsol, que ha sido la encargada de evolucionar el nuevo combustible diesel que equipan los Mitsubishi y que en cantidad de nada menos que 29.000 litros partió a principios del mes de noviembre por barco hacia los puertos de San Antonio y Buenos Aires, desde donde lo emplazarán en los lugares previstos de repostaje para sus equipos.

EFE
Miércoles, 19 de Noviembre de 2008, 12:20
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion