La tragedia de los lesionados que a última hora se quedan sin Mundial

Drogba y Ferdinand engrosan la lista de los jugadores que se cayeron de la nómina para viajar a Sudáfrica. Una patada, un desgarro y hasta un dolor de estómago han sido los causantes de las lágrimas derramadas por millones de personas.

04 de Junio de 2010 | 13:14 | Emol

Ese grito de Ballack se multiplicó por más de 80 millones. Alemania entera lloró la lesión de su capitán.

Reuters

SANTIAGO.- Chile entero sufrió con el desgarro de Humberto Suazo. Y acto seguido, los 17 millones de habitantes comenzaron a implorar para que el goleador de la "Roja" alcanzara a, por lo menos, jugar dos partidos en Sudáfrica.

Para "Chupete" quizás sea su única oportunidad de disputar una Copa del Mundo. De vivir la máxima fiesta del deporte (junto a los Juegos Olímpicos). De cantar el himno nacional con millones de personas mirando por televisión. De, simplemente, alcanzar la gloria. He ahí la urgencia por recuperarse.

Si para Suazo, que probablemente llegue a sumar minutos en Sudáfrica, es fuerte y desalentador, para los que ciertamente están fuera por lesión cuando ya habían sido incluidos por sus entrenadores en la nómina, la sensación debe ser indescriptible.

Este viernes se supo que dos grandes nombres se perderán la cita planetaria. La esperanza de Costa de Marfil, Didier Drogba, chocó ante un japonés en un duelo preparatorio, se fracturó el antebrazo y, aunque no está 100% descartado, los más probable es que tenga que ver el Mundial desde afuera.


Rio Ferdinand, capitán y pilar de Inglaterra, sufrió un golpe en un entrenamiento (sí, en uno más de los miles que ha tenido en su carrera) y los ligamentos de su rodilla lo sintieron. Knock out.

Además del marfileño, dos jugadores más del Chelsea inglés, dos astros de sus respectivos países, no llegarán al sur de África: Michael Ballack y su tocayo Essien.

El capitán de la selección alemana fue golpeado duramente en su tobillo por el ghanés Kevin-Prince Boateng, lo que finalmente lo sacó del mundial. El africano se convirtió inmediatamente en el enemigo público número uno de Alemania.

El caso del Essien es distinto. El capitán de Ghana arrastraba una lesión en su rodilla hace mucho tiempo, pero igual fue incluído dentro de la nómina para intentar esperar lo más posible a su máximo crack. La estrategia no resultó.

Otro de los grandes nombres que se quedaron sin Mundial sobre el final, es el del volante de corte francés Lassana Diarra. El jugador del Real Madrid sufrió problemas intestinales que fueron calificados por el cuerpo médico de los "bleus" como "una enfermedad imprevista".

Además de los astros. De los jugadores por los que las grandes marcas ya derraman lágrimas, están los futbolistas más anónimos para el mundo. Pero para sus naciones son bajas sensibles.

Como el caso del atacante suizo Marco Streller, que sufrió un desgarro en la práctica de su selección. O la situación de Mourad Meghni, el argelino que juega en la Lazio de Italia y en vez de estar en Sudáfrica deberá ingresar al quirófano.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores