Peugeot espera consolidarse en el Mercosur con fábrica en Brasil

Según el director superintendente de la empresa francesa, el Mercosur es una parte del mundo donde pueden crecer mucho.

24 de Mayo de 2000 | 11:14 | AFP
SAO PAULO.- Peugeot-Citroën aspira a consolidarse en el Mercosur con la construcción de una fábrica en Brasil, el mayor mercado latinoamericano todavía afectado por una reciente crisis pero que los franceses ven como el lugar ideal para lanzar una nueva versión popular del 206, informó su director superintendente, Cees H.M. Hermanns.

"Para nuestro grupo el Mercosur es una parte del mundo desde donde podemos crecer mucho", explicó Hermanns a la AFP.

Los planes de PSA Peugeot-Citröen son asumir para el 2003 el 7% del mercado brasileño de automóviles (5% para Peugeot con 100.000 unidades anuales y 2% para Citröen con 40.000).

La fábrica Peugeot-Citröen implantada en Río de Janeiro, con una inversión de 600 millones de dólares para una capacidad de 100.000 vehículos anuales, entrará en funcionamiento al inicio del 2001, produciendo el Xsara Picasso de Citroën y la versión para Brasil del Peugeot 206. En vez del original 1.6 litros, el 206 será un popular de 1.0 litros, capacidad que tiene menor carga impositiva y que detenta el 65% de las ventas para todas las marcas.

En Argentina, cuya fábrica Peugeot-Citroën es la principal proveedora de los vehículos de ambas marcas vendidos en Brasil, el objetivo para el 2003 es llegar al 18% del mercado, lo que supondría la venta de unos 90.000 vehículos anuales.

Entrar en Brasil no es fácil para un nuevo concurrente como Peugeot. El mercado, con una sobrecapacidad anual de producción de 1 millón de vehículos y que registró una contracción de 36% en dos años, sigue dominado por cuatro grandes fabricantes que todavía detentan más del 80% de las ventas: Volkswagen, Fiat, General Motors y Ford.

"En Argentina llevamos 40 años y todos conocen Peugeot. En cambio, en Brasil, donde llevamos ocho años, es una marca joven que no se conoce", explicó Hermanns, quien consideró no obstante que hay sitio para los nuevos fabricantes en el país.

A pesar de la crisis, a Peugeot no le ha ido mal en su incursión en este mercado pues pasó de 6.302 vehículos vendidos en 1997 a 11.627 en 1998 y 17.010 en 1999 y espera alcanzar los 23.000 este año.

El gusto de los brasileños por lo nuevo, un sistema de precios fijos para los servicios posventa y el éxito internacional del 206 son las claves de esa tendencia pujante, según el director superintendente.

Por delante de Peugeot todavía está la también francesa Renault, que se reveló en los últimos años como una exitosa nueva llegada a este mercado, con un 5% del mercado capturado, y ventas que pasaron de 19.123 vehículos en 1998 a 32.540 en 1999. Ellos "van un poco por delante, porque ya inauguraron su fábrica (en diciembre de 1998), pero les vamos a atrapar", estimó Hermanns.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores