No hay prohibición comercial para ingreso de fruta chilena a Perú

Según informó el SAG, la medida sólo afectaría al comercio informal o detallista en fruta a granel.

31 de Mayo de 2000 | 14:16 | EL MERCURIO ONLINE
SANTIAGO.- El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) señaló hoy que no existe ninguna prohibición comercial para el ingreso de algunas frutas chilenas a Perú debido a la presencia de polillas orientales de la fruta (cydia molesta busck) en cerezas, damasco, manzana y pera a exportarse desde Chile a Perú, sino que sólo afectaría al comercio informal o detallista.

"Categóricamente la prohibición comercial no tiene ninguna restricción en este momento. Lo que sí tiene problemas es el comercio detallista o de pacotilla, en fruta a granel de las regiones centrales y que se embala en cajas plataneras y no en envases estándares para la exportación de primer uso, tal como se señala en la normativa internacional", explicó el jefe del Departamento de Protección del SAG, Orlando Morales.

El personero aseguró que los envíos hacia Perú se encuentran regularizados desde hace 15 días a través de un protocolo firmado entre el director del SAG, Lorenzo Caballero y la directora del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) de Perú, Elsa Carbonell, por lo que descartó que estén en jaque las exportaciones comerciales hacia el país vecino.

"Los envíos comerciales están solucionados desde hace 15 días, de manera que no existe ningún problema para ingresar con la certificación del SAG y con la declaración adicional que señala que los embarques no tiene polilla", precisó.

En todo caso, comentó que la detección de polilla oriental que se registró en Perú significó discontinuar por algunos días las exportaciones, pero añadió que tal situación se regularizó con la firma del mencionado acuerdo.

Morales sostuvo que la polilla es un problema que en Chile está presente en todas las áreas, pero que no alcanzaría el nivel de impacto económico, ya que se cuenta con un manejo de esta plaga a través de sistemas de detección de los productores frutícolas, particularmente desde la III a la VIII regiones.

Indicó que actualmente Chile incluso está exportando a diversos países en que se han dictado medidas cuarentenarias por la polilla oriental, como Colombia, Venezuela y los países asiáticos.

Por su parte, el director del SAG, Lorenzo Caballero señaló que el acuerdo firmado con SENASA el 25 de mayo pasado, establece medidas de seguridad cuarentenarias contra la polilla oriental de la fruta en durazno, ciruela, y nectarín que se exportan de Chile a Perú.

Además, establece que las producciones deberán ser certificadas en origen por el SAG y embaladas en cajas estándar de cualquier tamaño y de primer uso.

El acuerdo señala también que todas las áreas de producción que produzcan durazno, ciruela y nectarín a exportarse a Perú, deberán estar adscritas a un sistema de trampeo reconocido por el SAG, en base a trampas de feromona, específica para cydia molesta y con registro de capturas que permitan la aplicación oportuna de medidas de control. Dicho sistema contará con una densidad de trampas adecuadas y se ubicará por áreas agroclimáticas.

El convenio indica que aquellas áreas de producción de estas frutas, cuyos planes de manejo para el control de la polilla se consideren insuficientes por parte del SAG y el SENASA, serán excluidas de exportar a Perú, hasta que se demuestre que el manejo ha sido el adecuado.

A nivel de empacadoras, se establece que aquellas que procesen durazno, ciruela y nectarín a enviarse a Perú, deben estar registradas en la Asociación de Exportadores de Chile (ASOEX) y que además deberán contar con una contraparte técnica, responsable del proceso de empaque y acopio, quien mantendrá registros por variedad de las producciones procesadas por cada productor, con indicación de la detección de problemas sanitarios.

La contraparte técnica, representada por el equipo de control de calidad, responsable de la empacadora excluirá la variedad de fruta de carozo de los productores en los que se haya presentado una o más frutas con presencia de larvas vivas de cydia molesta, del programa de envíos a Perú durante la temporada.

A nivel de inspección, se señala que las frutas con destino a Perú sólo se llevarán a efecto en las empacadoras registradas ante el SAG, por lo que éstas se someterán a los procedimientos para la inspección fitosantiaria en origen y puertos de embarque de productos hortofrutícolas frescos, secos, y deshidratados de exportación, establecido por el SAG en cada temporada.

Asimismo, se indica que en los puertos de embarque no se llevarán a efecto inspecciones de durazno, ciruela y nectarían, incluidas en la plan de trabajo con destino a Perú. Los cargamentos aprobados y embarcados estarán acompañados de un Certificado Fitosanitario Internacional expedido por el SAG en los puertos de embarque.

Finalmente, en los casos donde se detecte una larva viva, el embarque será retenido hasta que se determine su situación cuarentenaria, por lo que el exportador podrá optar por esperar el resultado o retomar el embarque.

El SAG tendrá la oportunidad de revisar los especímenes sólo cuando exista disponibilidad de ello.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores