UE mantiene desacuerdo sobre normas tributarias para el ahorro

Tras fracasar hace seis meses en Helsinki, los ministros fijaron de plazo para conseguir un acuerdo la cumbre de Feira de los próximos 19 y 20 de junio, pero a dos semanas de esa cita no se han producido avances significativos en las negociaciones sobre el modelo fiscal que se debería aplicar a las rentas del capital.

05 de Junio de 2000 | 10:26 | EL MERCURIO ONLINE
LUXEMBURGO.- Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE)
mantuvieron este lunes sus diferencias sobre la armonización de la fiscalidad del ahorro, aunque se dieron cita para el próximo 18 de junio, en la víspera de la cumbre europea de Feira (Portugal), para intentar lograr un compromiso.

Tres años después de que empezaran a discutir cómo armonizar la imposición del
ahorro, los ministros se limitaron en la reunión de Luxemburgo "a un repaso de
sus posiciones conocidas", según informó el vicepresidente económico del Gobierno español, Rodrigo Rato.

Tras fracasar hace seis meses en Helsinki, los ministros fijaron de plazo para
conseguir un acuerdo la cumbre de Feira de los próximos 19 y 20 de junio, pero a dos semanas de esa cita no se han producido avances significativos en las
negociaciones sobre el modelo fiscal que se debería aplicar a las rentas del
capital.

"Llevamos mucho tiempo discutiendo este tema y espero que podamos resolverlo,
de otro modo es imposible que funcione el mercado único", resaltó el ministro
francés de Finanzas, Laurent Fabius, quien no obstante se mostró dispuesto a
abordar el asunto durante el semestre de presidencia francesa que se inicia el
próximo 1 de julio si los países no resuelven sus diferencias.

Los Quince están divididos entre aquellos que quieren un sistema de intercambio de información entre las administraciones de Hacienda sobre la tributación del ahorro de los ciudadanos no residentes y los que quieren un sistema de retención en origen.

Entre ambos grupos "las negociaciones no son fáciles", destacó Rodrigo Rato,
quien explicó que España es favorable al sistema de intercambio de información,
aunque "puede entender" que se aplique "durante un tiempo" una retención en
origen siempre que lo que se recaude revierta a las Haciendas de los países de los que proceden los contribuyentes.

La discusión avanzó el pasado abril, cuando el Reino Unido aceptó el sistema
de intercambio de información y la posibilidad de que se aplicara a los
rendimientos de los inversores de las islas anglo-normandas, que son paraísos
fiscales, pero ahora se ha vuelto a estancar por la oposición de varios países a ese sistema, sobre todo Luxemburgo, que debería renunciar a su ley de secreto
bancario.

Ni Rato ni ninguno de los ministros quiso pronunciarse sobre qué posibilidades
hay de alcanzar un acuerdo en Feira.

"Hay un claro espíritu de consenso pero las posiciones están muy marcadas",
resumió el vicepresidente español.

Luxemburgo, Austria, Bélgica y Grecia insisten en que se mantenga la
posibilidad de una retención en origen, especialmente los dos primeros países que cuentan con estrictas leyes para preservar el secreto bancario.

El ministro portugués de Finanzas, Joaquim Pina Moura, que ejerce la
presidencia de turno de la UE, propuso sin éxito un compromiso basado en el
mantenimiento durante cinco años de una retención en origen de un mínimo del 20
por ciento de los rendimientos del ahorro.

Tras ese plazo de 5 años debería pasarse a un sistema de intercambio de
información entre los países, según la propuesta de compromiso de Pina Moura, que fue rechazada.

Al problema de la convivencia entre los dos sistemas de armonización, se suma
la falta de acuerdo sobre la aplicación del sistema en paraísos fiscales y
territorios dependientes y el eventual reparto de los ingresos conseguidos con la retención en origen.

La falta de acuerdo sobre la fiscalidad del ahorro mantiene bloqueada la
adopción de los otros dos componentes fundamentales del paquete de medidas de
armonización fiscal que los Quince empezaron a negociar en 1997.

Se trata del denominado "Código de Conducta" para eliminar los regímenes de
fiscalidad empresarial que provocan competencia desleal y de la directiva para
suprimir la doble imposición de intereses y cánones de empresas, sobre cuyos
detalles existe ya un acuerdo de principio.

Los ministros concluirán esta tarde su reunión en Luxemburgo dando el visto
bueno al documento con las grandes orientaciones de la política económica de la UE para este año, así como la decisión de que Grecia se incorpore al euro a partir del 1 de enero del 2001, que deberán adoptar oficialmente los jefes de Estado o de Gobierno comunitarios en Feira.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores