Economía mundial está en punto crítico y con falta de dirección

Así lo señaló el Banco Mundial Internacional, en su informe anual, agregando que existen dos escenarios posibles para la economía: el inicio de una expansión, inducida por la tecnología y la desreglamentación, o una posible ralentización, que acabaría con una corrección de antiguos desequilibrios macroeconómicos.

05 de Junio de 2000 | 11:48 | El Mercurio Online
BASILEA.- La economía mundial comenzó el año 2000 con más fuerza de la que nadie podría esperar, pero la "impresión general es que se encuentra en un punto crítico y el futuro adolece de dirección", según el Banco Internacional de Pagos (BIS).

En su informe anual, hecho público este lunes, el BIS señala que existen dos escenarios posibles para la economía en un futuro próximo: el inicio de un periodo de expansión, inducido por la tecnología y la desreglamentación, o una posible ralentización, que acabaría con una corrección de antiguos desequilibrios macroeconómicos.

El BIS destaca la elevada tasa de crecimiento de Estados Unidos y muestra su certidumbre de que "es insostenible", por lo que "sólo cabe felicitarse por el reciente ajuste de la política monetaria" en ese país.

En cuanto a la situación en Europa, el informe señala que se han conseguido progresos en diversos campos, pero que en otros, como la reforma del mercado de trabajo y la producción, se debe profundizar, de forma que podrían contribuir a la consolidación del euro.

Según el BIS, los efectos más rápidos y evidentes de la moneda común europea se han dejado sentir en los mercados de capital, principalmente en aquellos sectores en los que las infraestructuras y prácticas del mercado tienen un nivel de armonización suficiente.

Sin embargo, en los mercados de acciones, los efectos del euro han sido mucho más lentos, debido al menor grado de integración de los marcos jurídicos, los dispositivos de negociación y los sistemas de reglamentación de transacciones.

Los mercados emergentes también presentan sus preocupaciones, pues los movimientos de cambios no facilitan la formulación de políticas internas y tampoco se puede subestimar el peligro de volver a caer en un lógica del cambio fijo.

BIS tampoco excluye el temor a un posible colapso bursátil y en este sentido señala que el precio elevado de las acciones "suponen un riesgo mayor para la economía mundial".

La publicación de este informe coincide con la Asamblea General del BIP, en la que su presidente, Urban Backstrom, dijo que "hemos vivido ya demasiadas crisis en el último decenio como para no saber que los mercados pueden perder la confianza con gran rapidez y no tenemos ninguna garantía" de que la corrección de los valores bursátiles se produjese de forma progresiva.

Para el presidente del Banco Central de Suecia, es posible evitar las correcciones acentuadas a la baja, pero para ello es necesario aplicar políticas monetarias y presupuestarias apropiadas, así como proseguir con las reformas estructurales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores