Caso Microsoft: Gobierno mantiene propuesta de división

El Departamento de Justicia de EE.UU. y 17 los 17 estados que demandan a la empresa por monopolio, rechazaron hoy la mayoría de los cambios reclamados por Microsoft, estimando que "debilitarían o impedirían la realización del objetivo y la eficacia del veredicto".

05 de Junio de 2000 | 17:38 | AFP
WASHINGTON.- Las autoridades antimonopolio estadounidenses mantuvieron este lunes las grandes líneas de su plan de desmantelamiento del número uno mundial del software, Microsoft, en sus últimas propuestas presentadas al juez Thomas Jackson, encargado del caso.

La última versión del plan de escisión en dos de Microsoft, ya declarado culpable de abuso de posición dominante, incluye cambios menores, principalmente de vocabulario.

El Departamento de Justicia y 17 estados de la Unión rechazaron la mayoría de los cambios reclamados por Microsoft, estimando que "debilitarían o impedirían la realización del objetivo y la eficacia del veredicto".

El gobierno rechazó un pedido de Microsoft, que había reclamado un aplazamiento de 12 meses en lugar de los cuatro propuestos por los demandantes, si Jackson decide finalmente desmantelar el grupo.

El grupo de software debe responder nuevamente el miércoles al gobierno. El veredicto del juez es esperado de aquí al fin de la semana.

Este lunes Jim Cullinan, portavoz de Microsoft, estimó que "la propuesta del gobierno aporta sólo cambios superficiales a un plan vago y ambiguo que causará un prejuicio significativo a los consumidores, a la industria de la alta tecnología y a nuestra economía".

"El desmantelamiento forzado de un grupo como Microsoft no tiene precedentes y su división en dos representa enormes dificultades", sobre todo a raíz de su presencia en 75 países, subrayó el grupo la semana pasada.

Según la propuesta del gobierno, que el juez Jackson parece dispuesto a retener, Microsoft sería dividido en dos, con una empresa consagrada a las diferentes versiones del sistema operativo Windows, y otra a los programas de oficina Office (procesador de texto, base de datos, tabla de cálculo) y el programa de navegación por Internet, Internet Explorer.

"Es de interés público que las sanciones (...) sean implementadas lo antes posible, y los plazos propuestos por los demandantes son adecuados", dijo el lunes el gobierno en su respuesta.

El único punto en el cual se aceptó un pedido de Microsoft fue en el vocabulario utilizado por el gobierno para describir el desmantelamiento. El grupo de Bill Gates estimaba que la palabra "escisión" (divestiture) reflejaba mejor la etapa final de la división que el término "reorganización" (reorganization) utilizado por las autoridades antimonopolio.

El departamento de Justicia rechazó además la propuesta de Microsoft de permitir a las dos sociedades que se originen de una eventual escisión volver a combinar sus operaciones luego de cuatro años. Las autoridades quieren que ese plazo sea de 10 años.

"Un período de 10 años es habitual en los casos antimonopolio, y de todas maneras, un plazo de cuatro años es demasiado corto", afirmaron los demandantes, estimando que el hecho de que Microsoft "posea una posición dominante en el mercado de los sistemas operativos desde hace al menos una década" justificaba su pedido.

Microsoft ya anunció que apelará el veredicto, y también apelará la decisión del juez según la cual el grupo violó la ley antimonopolio.

Tras el veredicto de Jackson, el gobierno estadounidense debería indicar si piensa pedir a la Corte Suprema que examine directamente el caso, interrumpiendo así la posibilidad de que Microsoft apele en la corte. Si esto sucede y la Corte Suprema (la más alta instancia judicial) aprueba examinar el caso salteando las instancias anteriores, su fallo podría conocerse en el otoño boreal.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores