Comercio pide a Lagos solucionar divisiones en Chile

Durante la Cena Anual del Comercio, que se realiza en estos momentos en el Hotel Sheraton, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Fernando Lihn, lamentó la reaparición de sucesos históricos divisores entre los chilenos y llamó al Primer Mandatario a tomar bajo su propia conducción este delicado y trascedental desafío.

SANTIAGO.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Fernando Lihn, solicitó hoy al Presidente de la República, Ricardo Lagos, que asuma personalmente la tarea de lograr los acuerdos políticos necesarios, para superar las divisiones del pasado "que tanto daño han causado al alma de Chile".

Durante la celebración de la Cena Anual del Comercio, que se realiza en estos momentos en el Hotel Sheraton, el dirigente lamentó que en el último tiempo hayan reaparecido, en el primer plano de la escena política, "los viejos sucesos históricos que tanto nos dividieron ayer y que aún nos separan hoy".

"Si persistimos en el actual clima de revanchismo y odiosidad, nos exponemos a desandar buena parte del camino recorrido, muchas veces con esfuerzo y sacrificio, poniendo en peligro nuestro excelente clima de paz social y estabilidad económica, hoy en día plenamente vigentes", dijo Lihn en su discurso.

Por tal motivo, llamó al Presidente Lagos a tomar bajo su propia conducción, y reconocido liderazgo, este delicado y trascendental desafío. "Estoy seguro que la inmensa mayoría del país acogerá, con alivio y generosidad de espíritu, una iniciativa en tal sentido, respaldándola decididamente", afirmó.

Respecto de la situación económica, Lihn señaló que los factores que afectan negativamente a las expectativas de los empresarios son las presiones de grupos ambientalistas, las tomas de predios y la violencia de algunos indígenas en el sur del país, los controles excesivos, la proposición de una reforma laboral con criterios añejos y de un seguro de desempleo de alto costo par los empleadores, el significativo avance de los niveles de delincuencia que acrecienta el clima de inseguridad pública, y las tomas de puertos que afectan a las exportaciones.

Sin embargo, destacó algunos factores que alientan las expectativas, tales como el lento pero sostenido proceso de reactivación económica; la confianza en que el Gobierno emprenderá las urgentes tareas requeridas en áreas como la modernización del Estado, la descentralización del país, la incorporación de la tecnología al quehacer en general, la reestructuración del sistema de salud, la reforma fiscal, el mejoramiento de la educación y el desarrollo de una infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria.

Asimismo, dijo que el empresariado valora el compromiso de austeridad fiscal asumido públicamente en el Mensaje Presidencial del 21 de mayo pasado.

"Es indudable que tal compromiso no sólo genera enorme confianza entre los agentes económicos nacionales e internacionales, sino que, en caso de mantenerse su estricta observancia durante los próximos años, permitirá al país retornar a sus altos niveles históricos de crecimiento en forma estable y continua", precisó.

Agregó que resulta destacable el esfuerzo de las autoridades por eliminar algunas restricciones obsoletas que entrababan el funcionamiento del mercado de capitales, como es el caso del año mínima de permanencia para las inversiones extranjeras.

"Si el Gobierno lleva a cabo, próximamente, las restantes medidas liberalizadoras del mercado de capitales, habrá terminado de transmitir al mercado las señales adecuadas para generar la confianza inversionista tan largamente anhelada", puntualizó.

Por esta razón, dijo que el Comercio acoge con total disposición la propuesta presidencial, añadiendo que "hay más razones para el optimismo que para el pesimismo. Creo que las condiciones están dadas, que las oportunidades las tenemos al alcance de la mano y debemos aprovecharlas con decisión y confianza. Pienso que nada justificaría desperdiciar esta ocasión, pues es el momento preciso para hacerlo".

"El Presidente ha propuesto la creación de una alianza poderosa entre políticas correctas del ámbito público y un sector privado resuelto y emprendedor, señalando que si hacemos esto y lo hacemos bien, iniciaremos una nueva década de rápido crecimiento económico en el país. Acogemos entusiastamente esta importante proposición, pues tengo la certeza de que, basados en tales fortalezas, seremos capaces de transformar a Chile en un país desarrollado", expresó.
EL MERCURIO ONLINE
Jueves, 8 de Junio de 2000, 21:39
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Economía
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion