Chile y UE intercambian datos comerciales en ronda negociadora

Reglas de origen, licitaciones públicas, cláusulas de salvaguardia, medidas anti-dumping, tarifas consolidadas y disciplinas comerciales son algunas de las informaciones que compartieron los delegados de ambas partes, en la segunda ronda negociadora con miras a un acuerdo de asociación.

BRUSELAS.- La segunda ronda negociadora para un acuerdo de asociación entre Chile y la Unión Europea se ha dedicado en Bruselas al intercambio de información comercial no tarifaria, informaron hoy, miércoles, fuentes comunitarias.

Se trata de aspectos como las reglas de origen, licitaciones públicas, cláusulas de salvaguardia, medidas anti-dumping, tarifas consolidadas o disciplinas comerciales, precisaron las fuentes.

Los delegados comunitarios en la negociación expresaron su satisfacción por la rapidez y claridad con que Chile había facilitado los datos pedidos por la UE.

Las conversaciones se centran por ahora en las cuestiones no arancelarias, ya que estos temas quedan aplazados hasta julio del año 2000.

Por ahora, ninguna de las dos partes desea entrar en detalle sobre el contenido de la negociación, por considerar que se está en una etapa preliminar de intercambio de información que servirá para identificar los obstáculos comerciales.

El viceministro de Relaciones Exteriores chileno, Horario Muñoz, llegó hoy a Bruselas para impulsar políticamente la negociación.

En la capital belga se entrevistó con el comisario europeo de Relaciones Exteriores, Chris Patten, y representantes del gabinete del comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, quien se encuentra de viaje en Africa del Sur.

Mañana, viernes, el director para América Latina de la Comisión Europea, Francisco Da Cámara, y el viceministro de Exteriores chileno darán cuenta ante la prensa de los avances logrados en esta segunda ronda negociadora.

La próxima se celebrará en Chile durante el mes de noviembre, en paralelo con la negociación de un acuerdo de asociación birregional entre la UE y Mercosur.

El próximo acuerdo UE-Chile se basará en cuatro elementos: el diálogo político, la liberalización comercial de intercambios, el fortalecimiento de los vínculos económicos, especialmente las inversiones, y una cooperación reforzada a nuevos sectores.

En el ámbito comercial, el objetivo es una liberalización progresiva y recíproca de todos los intercambios teniendo en cuenta la sensibilidad de ciertos productos y en conformidad con las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Entre 1990 y 1999, la Unión Europea, considerada como un mercado único, ha sido el principal destino de las exportaciones chilenas.

Las exportaciones de Chile a la UE están concentradas en un número limitado de productos, especialmente materias primas, tales como el cobre, el oro en bruto, la celulosa, las uvas y manzanas frescas y la harina de pescado. También van en aumento las exportaciones de vino.

Por el contrario, las exportaciones de la UE hacia Chile están concentradas en el sector industrial. Las maquinarias, vehículos y aparatos eléctricos representan cerca del 50 por ciento del valor exportado por los países europeos.
EFE
Jueves, 22 de Junio de 2000, 12:23
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion