S&P daría "investment grade" a México

"La victoria de Fox ha cambiado de manera definitiva el panorama político de México", dijo Standard & Poor's, en una nota en la que confirmó sus calificaciones en moneda extranjera de 'BB+' para el largo plazo y 'B' para el corto plazo.

04 de Julio de 2000 | 12:30 | El Mercurio Online
NUEVA YORK.- La decisión de Standard & Poor's de reafirmar las calificaciones de deuda extranjera de México, es una señal de que la agencia probablemente las aumentará al codiciado grado de inversión en diciembre, cuando el presidente electo, Vicente Fox, asuma el cargo, dijeron analistas.

Fox ganó la elección presidencial mexicana del domingo, con un 43,28% frente a un 35,27% de Francisco Labastida (PRI), según cifras oficiales preliminares con más del 90% de los votos escrutados.

"La victoria de Fox ha cambiado de manera definitiva el panorama político de México", dijo Standard & Poor's, en una nota en la que confirmó sus calificaciones en moneda extranjera de 'BB+' para el largo plazo y 'B' para el corto plazo.

Ambas calificaciones se encuentran apenas a un escalón abajo del grado de inversión. Asimismo, confirmó sus calificaciones en moneda nacional de 'BBB+' para el largo plazo y 'A-2' para el corto plazo, de los Estados Unidos Mexicanos, mientras mantuvo como "positiva" la perspectiva de las calificaciones en moneda nacional y extranjera.

S&P dijo que si bien espera aún algo de volatilidad en el corto plazo debido a la perspectiva de un Congreso todavía dividido, lo cual podría complicar la gobernabilidad y retrasar las reformas pendientes, Fox podría lograr reformas profundas a más largo plazo con apoyo de un gobierno plural.

"Esto coloca a México un paso más cerca para que S&P le asigne el grado de inversión", comentó Walter Molano, jefe de investigación de BCP Securities, una firma latinoamericana con sede en Greenwich, Connecticut. "Pero no creo que eso pase sino hasta que Fox preste juramento el 1 de diciembre", agregó.

Moody's Investors Service, otra agencia calificadora, elevó la calificación de la deuda de México a grado de inversión en marzo, abriendo el país a una nueva clase de inversiones, que se enfocan principalmente en créditos bien establecidos y que evitan los llamados bonos "basura".

"El aumento en la calificación de S&P será un empujón para México pero no tendrá el mismo efecto marcado que tuvo la mejoría de Moody's", dijo Paulo Vieira da Cunha, economista senior de Lehman Brothers Inc. "Como condición para aumentar la calificación, S&P había dicho que esperaría a las elecciones y que estaría atento a una transición sin crisis", agregó.

"Si tuviera que suponer, diría que probablemente esperarán hasta diciembre (antes de aumentar la calificación)", dijo.

Por otra parte, Deutsche Bank emitió un reporte el lunes donde dijo que aumentó la exposición de su portafolio de inversiones en América Latina en México y Brasil como resultado de las noticias procedentes del país norteamericano.

"La mayoría de las preocupaciones sobre posibles problemas de gobernabilidad ahora parecen rebasadas. De hecho, creemos que probablemente tenemos el mejor escenario para una transición suave y es el mejor escenario para la gobernabilidad", dijo en el reporte el estratega para la región, Renato Grandmont. "Adicionalmente, los exitosos resultados electorales serán un determinante clave de flujos de fondos para toda la región latinoamericana, razón por la cual estamos incrementando exposición en Brasil", dijo.

Por su parte, S&P dijo en su comunicado del lunes que tiene la expectativa de que las autoridades mexicanas mantengan la prudencia en la ejecución de la política macroeconómica durante la transición hacia el nuevo gobierno que asumirá el primero de diciembre.

"Un alza de la calificación de México a grado de inversión dependerá de si la próxima administración puede forjar un consenso para aprobar una amplia reforma fiscal para reducir la vulnerabilidad del presupuesto a los vaivenes del precio del petróleo y ampliar la base impositiva", sostuvo.

"El avance de México hacia la categoría de grado de inversión requerirá asimismo de mantener fuertes fundamentos macroeconómicos, de continuar el fortalecimiento del sistema bancario, y de la expectativa de que el control estatal sobre sectores económicos clave, particularmente el de energía, disminuirá en el mediano plazo", puntualizó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores