Incertidumbre por tasas se traslada a Europa y Japón

Las razones que explican las expectativas en Europa son la escalada inflacionaria en diferentes países del bloque económico, especialmente en Alemania y España, lo que hablaría de la conveniencia de incrementar las tasas de interés, estiman analistas de Parisinet.com

04 de Julio de 2000 | 12:45 | El Mercurio Online
En efecto, justo cuando la incertidumbre con respecto a la tasa referencial de Estados Unidos estaba controlada, por un corto tiempo, surgen rumores de alzas de tasas en Europa y Japón. Las razones que explican las expectativas en Europa son la escalada inflacionaria en diferentes países del bloque económico, especialmente en Alemania y España, lo que hablaría de la conveniencia de incrementar las tasas de interés. Por su parte, en Japón, el desempeño de la economía permitiría al BOJ dejar atrás la política de cero-tasa de interés, impuesta en Marzo de 1999.

"En Europa se espera una fuerte expansión para éste y los próximos años, lo que sumado a los generosos planes de desempleo, hace que esta bonanza se de con una mayor presión en los precios, sumado al hecho de que las economías del Sud Este Asiático se están recuperando, así que la importación de deflación ocurrida entre 1997 a 1999, dejará de tener sus impactos en este bloque, lo que ratifica que las tasa de interés aumentarán en conjunto con la recuperación del Euro, a niveles similares al de lanzamiento de 1 a 1 con el dólar estadounidense", explican los analistas de Parisinet.com

Sin embargo, el panorama alentador para esta área económica también tiene sus problemas, los que dicen relación con alta volatilidad, donde a contar de final de año, el manejo monetario será determinado por la austeridad fiscal de los países miembros, la cual puede ser discutible, además de algunas reformas de flexibilización de los planes de desempleos, necesaria para poder enfrentar el crecimiento económico proyectado sin incrementar los costos laborales innecesariamente.

"Además, en el mediano plazo, y con el crecimiento esperado, la tasa de interés será la única variable que podrá ser utilizada por el bloque para mantener una moneda competitiva y con ampliación de su uso como divisa", puntualizaron.

Asimismo, Parisinet.com estima que Japón estaría dejando atrás su larga recesión, de acuerdo a las últimas cifras macroeconómicas y lo entregado por el informe Tankan. Este informe mide la confianza en la economía por parte de los productores. Cabe recordar que este informe reveló con antelación la crisis de finales de 1997. Sin embargo, la probabilidad del incremento en la tasa no es muy alta, en este momento es de un 50%.

La baja probabilidad se explica en que el actual nivel del Yen es muy adecuado para mantener la senda exportadora, sin causar grandes desajustes en los términos de intercambio de Japón con sus socios comerciales y al interior del Sud Este Asiático. Es más, hoy se entregó la minuta de la reunión del BOJ de mayo, donde no se daban indicios de próximas alzas de tasas de interés. Es por ello que tendremos que esperar hasta julio 21 para saber las decisiones tomadas en la reunión de Junio 12.

A pesar de la potencial alza en los tipos, la economía Japonesa estaría despegando finalmente, y sin la ayuda de gasto fiscal, lo que permite sustentar dicho desempeño en la demanda interna y externa de las medianos y pequeñas empresas, lo que se reflejará en los índices accionarios. Cabe recordar que el BOJ impuso la política de cero-tasa de interés con el claro objeto de permitir a los Bancos comerciales comprar bonos y realizar ganancias fortaleciendo la debilitada banca nipona, para mitigar, en parte, las sendas pérdidas ocasionadas por los créditos impagos.

El impacto de estas noticias en la economía chilena no son muy alentadoras. Primero, la incertidumbre internacional con respecto a las tasas regentes de los bloques importantes no disminuirá. La recuperación de Japón y del Sud Este Asiático distraerá los fondos internacionales a dichas áreas, demorando la llegada de inversión extranjera a Chile y Sud América, más aun dado los resultados electorales en México, donde esta economía y Brasil será las preferidas por los inversionistas internacionales.

Estas noticias y la imposibilidad de que el Banco Central de Chile suba la tasa de instancia monetaria hasta septiembre, permiten prever que el tipo de cambio se mantendrá alto y con una alta volatilidad, fluctuando entre los $530 a $550, dependiendo del precio del petróleo, cobre y de la recuperación de la economía. Esto restará todo interés los inversionistas internacionales por Chile en el mediano plazo y la bolsa de comercio local, por el resto del año.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores