Lagos buscará acuerdos políticos y económicos con Brasil

El Presidente de Chile, Ricardo Lagos, iniciará hoy una visita oficial a Brasil, en la que buscará estrechar sus tradicionales vínculos con el principal integrante del Mercado Común del Sur (Mercosur).

12 de Julio de 2000 | 09:41 | Notimex/Orbe
SANTIAGO.- El Presidente de Chile, Ricardo Lagos, iniciará hoy una visita oficial a Brasil, en la que buscará estrechar sus tradicionales vínculos con el principal integrante del Mercado Común del Sur (Mercosur).

El mandatario chileno, quien permanecerá en este país hasta el próximo viernes, viajará acompañado por su esposa Luisa Durán y será recibido por su homólogo brasileño Fernando Henrique Cardoso, con quien firmará mañana jueves una declaración conjunta.

Durante su estancia en Brasil, Lagos establecerá además un mecanismo de consulta bilateral y adelantará conversaciones para coordinar el ingreso pleno de Chile al Mercosur, obstaculizado por la diferencia de aranceles a la importación.

De acuerdo con su agenda de trabajo, el mandatario será condecorado con el Gran Collar de la Orden al Mérito de Brasilia, visitará la empresa de aeronáutica Embraer y viajará a la ciudad de Sao Paulo.

Uno de los puntos más importante de la visita será la firma de un acuerdo entre la estatal Empresa Nacional de Aeronáutica (Enaer), dependiente de la Fuerza Aérea de Chile, y Embraer, tercer productor de aviones comerciales del mundo después de Boeing y Airbus.

Embraer trabaja desde hace varios años en conjunto con la empresa chilena, que produce la cola del exitoso avión comercial de vuelo regional EMB-145 y su versión más pequeña EMB-135, que han alcanzado un elevado nivel de ventas en el mundo.

Según el convenio, Enaer fabricará 560 colas para Embraer, lo que representará para la empresa chilena ganancias por 100 millones de dólares, su viabilidad por unos 10 años y continuar con la producción de sus propios aviones, el T-35 Pillán y el T-36 Halcón.

El mandatario de Chile participará el próximo viernes en un encuentro entre empresarios de ambos países, interesados en analizar las oportunidades que brinda el mercado de este país y los principales obstáculos al comercio y las inversiones bilaterales.

El jefe de Estado y su comitiva, integrada además por varios ministros, finalizarán las actividades de su visita oficial en la Universidad de Sao Paulo para conocer los proyectos en el área científica y social de dicha casa de estudios.

Brasil se ubica como el cuarto socio comercial de Chile, a pesar de que el intercambio comercial bilateral ha declinado en los últimos años.

Las cifras oficiales indican que durante 1999 Chile exportó a Brasil productos por 687 mil millones de dólares e importó mercancías por 951 mil 863 millones de dólares, lo que representa un décifit de 264 mil 863 millones de dólares para este país.

Según analistas, las relaciones entre ambos países pasan por "un excelente momento", lo que se vio reflejado en la visita oficial que realizó a ese país en mayo pasado la canciller chilena Soledad Alvear.

En materia de inversiones, Brasil es un importante receptor de capitales chilenos, que entre 1994 y 1999 acumulan un total de tres mil 475 millones de dólares, cifra que lo convierte en el segundo destino -después de Argentina- en el Mercosur.

Sobre las inversiones de Brasil en Chile, entre 1974 y 1999 acumularon un total de 263 millones de dólares, de los cuales 187 llegaron en la última década.

El jefe de Estado chileno es aguardado con expectativa tanto por su homólogo brasileño, Cardoso, como por los empresarios de Sao Paulo, que quieren a Chile como socio pleno del Mercosur, del cual es hasta ahora miembro asociado.

Hace menos de 15 días, los dos presidentes se encontraron en Buenos Aires, durante la reunión Cumbre de jefes de Estado de los cuatro países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y de los dos países asociados: Chile y Bolivia.

En esa oportunidad, el Presidente Cardoso demostró interés en incorporar a Chile al Mercosur en los próximos meses, durante el período en que Brasil ejercerá la presidencia transitoria del bloque regional.

Pero el ingreso de Chile como socio pleno del Mercosur no será tarea fácil, ya que existen fuertes diferencias entre la política de comercio exterior de ambos, marcadas por la disparidad de aranceles que aplican.

En la actualidad, la tarifa de importación de Chile es lineal y única, de nueve por ciento, y siguiendo una planificación previamente establecida, para 2003 deberá caer a seis por ciento, mientras que el Mercosur mantiene un Arancel Externo Común (AEC) de 15 por ciento.

Según lo indicó el ministro chileno de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, esta medida no es modificable, y esta posición llegó a ser considerada como delicada, por el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Luis Felipe Lampreia.

Para Lampreia, "la asimetría en las tarifas de importación de Chile, en relación a la de los países del Mercosur, es muy clara, pero no es el Mercosur quien tiene que ir en dirección a Chile, y sí Chile en dirección al Mercosur".

Pese a las diferencias, el jefe de Estado brasileño y sus principales asesores económicos deberán aprovechar la ocasión para avanzar en el convencimiento de la necesidad de que Chile forme parte activa del Mercosur.

La razón más poderosa, sin duda alguna, está en el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile, que está próximo a los 80 mil millones, cifra nada despreciable para los industriales brasileños, de acuerdo con los analistas económicos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores