Reformas en México tendrán alto costo político

La reforma fiscal y la apertura progresiva de los sectores eléctrico y petroquímico a la inversión privada son las líneas generales de la política económica que piensa aplicar Vicente Fox, las que son cosideradas positivas por los analistas, pero tendrán un costo político.

21 de Julio de 2000 | 11:17 | El Mercurio Online
MEXICO.- El programa económico del presidente electo de México, Vicente Fox, es bueno, pero le generará un alto costo político, advirtieron hoy empresarios y analistas locales.

La reforma fiscal y la apertura progresiva de los sectores eléctrico y petroquímico a la inversión privada son las líneas generales de la política económica que piensa aplicar Fox a partir de su toma de posesión presidencial el próximo 1 de diciembre.

A pesar de que se trata de temas impopulares, la mayoría de los expertos coinciden en la necesidad de que las reformas se apliquen lo antes posible para mantener las actuales tasas de crecimiento.

"Yo creo que los grandes asuntos que ha mencionado Fox son asignaturas pendientes que deberían haberse hecho hace tiempo, pero que no ha sido posible porque teníamos unas elecciones en la puerta", comentó Héctor Chávez, del Banco Santander Mexicano.

Eduardo Sojo y Luis Ernesto Derbez, responsables del área económica del equipo de transición de Fox, anunciaron el jueves que se modificará la política fiscal para lograr que la recaudación tributaria aumente en cinco puntos y que el déficit se reduzca a cero para el 2004.

Para Chávez, la reforma fiscal en México es imprescindible porque actualmente el 30% de los recursos públicos provienen del petróleo, lo que genera mucha inestabilidad.

El economista señaló que la Administración de Fox "debe actuar rápido", ya que dentro de tres años enfrentará nuevas elecciones legislativas, y sugirió que "lo ideal sería que las reformas fiscales se negocien en el 2001 con el nuevo Congreso y que entren en vigor en el 2002".

El analista de Bursamétrica Pablo Alvarez comentó que, a pesar de que las propuestas fiscales de Fox coinciden con las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), "contrastan con los intereses de la población mexicana", lo que dificultará su aprobación parlamentaria.

Según los responsables económicos de Fox, el hecho de no contar con mayoría en las cámaras no representará un obstáculo, porque las reformas "no plantean un salto en los impuestos".

Derbez explicó que para incrementar la recaudación tributaria del actual 11% del Producto Interior Bruto (PIB) al 16%, no se subirán los impuestos, sino que se ampliará la base de contribuyentes.

Para ello, se deberá incluir dentro del sistema tributario, mediante diversos incentivos, a la "economía informal", a la que se dedica entre el 40% y el 60% de la población activa.

Los expertos también aplauden la intención de Fox de abrir los sectores energéticos a la inversión privada, aunque reconocen que para conseguirlo se requerirá de una gran habilidad política, porque se trata de un asunto muy sensible para los mexicanos.

Los representantes económicos de Fox puntualizaron que la propuesta de apertura de los sectores eléctrico y petroquímico de la nueva Administración no implican su total privatización.

Al principio de la campaña electoral, el conservador sugirió la posibilidad de privatizar Petróleos Mexicanos (Pemex), considerado como un símbolo nacional, pero la propuesta generó tal lluvia de críticas que Fox se vio obligado a "guardarla en el cajón".

Para los analistas, la ampliación de la inversión privada en los sectores energéticos, especialmente el eléctrico, es imprescindible para evitar un desabastecimiento a medio plazo.

"Actualmente no es necesario privatizar por completo el sector, pero, en un futuro, cuando se empiecen a ver los resultados, quizás será más fácil proponer esta medida", comentó Héctor Chávez.

El experto de Bursamétrica pronosticó que estas reformas generarán serios enfrentamientos entre la nueva Administración y los sindicatos, que son muy poderosos.

Las propuestas económicas de Fox también cuentan, a grandes rasgos, con el apoyo de la OCDE, que en su informe anual sobre México señala que urge una reforma fiscal y un nuevo marco legal que regule a los sectores energéticos para mantener el PIB sobre el 5%.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores