Volatilidad del peso ha sido moderada respecto a otras monedas

Lo que se busca es que los ajustes del tipo de cambio puedan ayudar a aliviar las presiones sobre las tasa de interés, reduciendo la volatilidad en cada uno de los mercados en forma individual, dentro de un esquema de políticas que es internamente coherente, señaló el presidente del Banco Central, Carlos Massad.

25 de Julio de 2000 | 10:47 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El presidente del Banco Central, Carlos Massad, señaló hoy que tras 10 meses de libre flotación de nuestra moneda, la volatilidad del peso ha sido bastante moderada, siendo más baja que la del peso mexicano, del real brasileño e incluso que la del yen o del euro con respecto al dólar.

Al intervenir en el VI Encuentro Financiero y de Negocios, "Cómo Ganar el Segundo Tiempo", organizado por ICARE y que se desarrolla en CasaPiedra, el personero destacó que el país ha elegido enfrentar las volatilidades que afectan a la economía chilena a través de avanzar hacia un régimen que permita
acomodarse a este fenómeno.

"No es fácil desplazarse desde un régimen de controles supresivos hacia uno donde predomina la acomodación de las políticas e instrumentos para convivir con la volatilidad... Lo que se busca es que los ajustes del tipo de cambio puedan ayudar a aliviar las presiones sobre las tasa de interés, reduciendo así la volatilidad en cada uno de los mercados en forma individual, dentro de un esquema de políticas que es internamente coherente", dijo Massad.

Indicó que, en términos teóricos se podría pensar en un sistema ideal donde fuera posible llegar a un nivel de regulación y supervisión total del sistema financiero, de forma tal que fuera lo suficientemente estricto como para hacer frente a cualquier tipo de shock. Sin embargo, resaltó que una mano regulatoria
muy pesada podría desalentar la innovación y una demasiado liviana poner en riesgo los derechos de propiedad.

"Me preocupa la línea de pensamiento que ha surgido en estos días y que asigna al sistema regulatorio un rol policial dirigido a perseguir operaciones financieras de origen ilegal. El diseño de un sistema regulatorio con este objetivo entrabaría un enorme número de operaciones para perseguir unas pocas.
Las funciones policiales no son propias de la regulación financiera", comentó, añadiendo que "el sistema regulatorio puede dejar establecida normas que eventualmente permitan identificar operaciones y agentes vinculados al crimen".

Por lo anterior, afirmó que no es razonable establecer un sistema lleno de controles para todas las operaciones, ya que "la tarea de investigarlas y perseguirlas no corresponde al sistema financiero, sino a la justicia y a la policía".

Finalmente, puntualizó que la regulación financiera debe privilegiar la flexibilidad para así abrir las puertas a la innovación, buscando garantizar los derechos de propiedad y la transparencia.

"El peor error que pudiésemos cometer sería el intentar regular lo irregulable, pretender normar lo desconocido y ponerle al progreso una camisa de fuerza", dijo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores