Crudo alcanzó precio más alto en 10 años

El precio del barril de petróleo Brent alcanzó hoy, martes, en Londres sus niveles más altos de los últimos diez años, por encima de los 32 dólares, tras las afirmaciones de Venezuela de que no permitirá que descienda la cotización actual y entre temores sobre las reservas estadounidenses.

15 de Agosto de 2000 | 12:50 | EFE
LONDRES.- El precio del barril de petróleo Brent alcanzó hoy, martes, en Londres sus niveles más altos de los últimos diez años, por encima de los 32 dólares, tras las afirmaciones de Venezuela de que no permitirá que descienda la cotización actual y entre temores sobre las reservas estadounidenses.

A las 16,15 GMT el barril de petróleo Brent para septiembre se cotizaba a 32,20 dólares, el precio más alto desde noviembre de 1990, en plena crisis del golfo Pérsico.

A mediodía, el precio del barril había llegado a los 32,80 dólares, una subida de 1,32 dólares, un 4,2 por ciento.

Los niveles de hoy superan con creces el máximo registrado en lo que va de año, fijado en los 31,95 dólares alcanzados el pasado 7 de marzo.

La subida es aún más notable si se tiene en cuenta que hace tan sólo un año y medio el barril de Brent se cotizaba en los mercados internacionales a diez dólares.

En lo que va de año, el precio del petróleo en Londres ha subido en torno al 29 por ciento, pese a los dos incrementos en la producción decididos por la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

Al tiempo que se ha incrementado la producción ha subido la demanda, estimulada por la recuperación de las economías en Europa y Asia y la continuada fortaleza de la estadounidense.

Según la Agencia Internacional de la Energía, con sede en París, la demanda mundial se incrementará este año un 1,5 por ciento, para quedar en 75,8 millones de barriles al día, y subirá otro 2,5 por ciento el año que viene, para situarse en los 77,7 millones de barriles diarios.

Con este panorama "de dulce", el presidente venezolano, Hugo Chávez, cuyo país intenta abandonar la peor recesión de los últimos diez años, ha subrayado que los países productores no deberían permitir un descenso de los precios.

Durante su visita a Nigeria el lunes, en su gira por países de la OPEP, Chávez subrayó que en este cartel "queremos un precio justo; no alto, sino justo", pues un descenso de los niveles actuales representaría una "condena a muerte" para países como Venezuela.

Durante su gira, Chávez ha invitado a los países de la OPEP a acudir a la cumbre de jefes de Estado de este cartel que se celebrará el 27 de septiembre en Caracas, la primera a este nivel en 25 años.

A las declaraciones del jefe de Estado venezolano hay que sumar la preocupación de los mercados por los niveles de reservas de esta materia prima en Estados Unidos, el principal país consumidor.

La semana pasada, el Instituto Americano del Petróleo (API) situaba las reservas de crudo en EEUU en el nivel más bajo de los últimos 24 años.

Los analistas esperan que en su informe semanal, que se publicará al cierre de los mercados hoy en Nueva York, el API confirme un nuevo descenso en las reservas.

Los países miembros de la OPEP se reúnen en Viena el próximo día 10 y los analistas consideran improbable que se decida un aumento de la producción antes de esa fecha.

Hoy por hoy, y pese a haberse marcado un objetivo de un precio entre los 22 y 28 dólares por barril, los países de la OPEP mantienen actitudes profundamente divididas.

Países como Arabia Saudí, el principal productor del mundo, o los Emiratos Arabes Unidos parecen favorecer un incremento de la producción para reducir los precios, presionados por los países industrializados.

A comienzos de julio, Arabia Saudí anunció que incrementaría su producción en medio millón de barriles al día, el 0,7 por ciento de la producción mundial, para estabilizar los precios, si bien es cierto que no ha cumplido esta medida.

En cambio, estados como Kuwait y Venezuela niegan que los precios sean demasiado altos, pese a que en el pasado el país caribeño ha pecado de incumplir sus cuotas y, por tanto, de haber contribuido a la rebaja en la cotización de la materia prima.

En lo que va de año, los países de la OPEP han elevado dos veces su producción, en un total de dos millones de barriles al día, el equivalente al 2,7 por ciento de la extracción diaria mundial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores