Argentina descarta vacunación masiva por fiebre aftosa

Asimismo, el presidente de la SENASA, Oscar Bruni, estimó que dentro de 15 días se retomarán los embarques de carne a Estados Unidos.

18 de Agosto de 2000 | 11:44 | EL MERCURIO ONLINE
BUENOS AIRES.- El presidente del SENASA de Argentina, Oscar Bruni, aseguró hoy que "no habrá necesidad de volver a vacunar" animales vacunos ante el eventual peligro de que se infecten con fiebre aftosa, y estimó que "dentro de 15 días, si no hay ningún inconveniente, se retomarán los embarques de carne a Estados Unidos".

No obstante, reconoció que como consecuencia del recorte presupuestario decidido por el Gobierno, "hay problemas de viáticos y movilidad" para realizar el control sanitario, e insistió en que Paraguay tiene animales con el virus, pero no lo quiere reconocer.

El Presidente Fernando De la Rúa había asegurado en la noche del jueves que "no hay aftosa en Argentina", aunque afirmó que el gobierno mantendría las medidas restrictivas al movimiento de hacienda por el plazo de 21 días establecido oportunamente.

Argentina fue declarado en mayo pasado, después de décadas, país libre de aftosa sin vacunación por organismos internacionales de contralor.

Según Bruni, "Paraguay tiene aftosa" y explicó que "el problema grave es en ese país que todavía no lo ha reconocido; pero nosotros sabemos que han comprado vacunas, inclusive en la Argentina".

El SENASA prohibió hasta el 2 de septiembre próximo el desplazamiento de tropas de animales, luego de haber detectado la presencia del virus en algunas haciendas que habrían ingresado de Paraguay -país que se autodeclaró libre de aftosa- y reforzó los controles fronterizos.

"Estamos trabajando en un sistema que se llama DTA (Documento de Tránsito Animal), que nos permite ver de dónde a dónde han ido las tropas", dijo Bruni.

Además subrayó que "no habrá necesidad de volver a vacunar", y recordó que "por eso se hizo el rifle sanitario que permite terminar con la posible bomba embriológica que se está preparando allí y no tener que aplicar vacunas".

En base a ello, adelantó que, "pasados los 21 días (de la prohibición), si no hay ninguna novedad en las tropas, al día siguiente comenzamos a enviar nuevamente a Estados Unidos", país que suspendió sus compras de carne argentina apenas conocida la noticia de la existencia de animales infectados.

El funcionario resaltó igualmente que "Estados Unidos felicitó a la Argentina por la contundencia de las medidas (para revertir la situación) y la documentación que se presentó en ese país" para demostrar que el virus sólo alcanzó a una ínfima parte del ganado local.

Precisó que "esto permitió abrir un canal de negociación con EE.UU. y Canadá para que dejen entrar lo que ya se ha embarcado hacia allí, que son aproximadamente 100 contenedores".

Declaró incluso que "existe muchísima posibilidad de que un alto porcentaje de las tropas de la faena que forman parte de esos contenedores, como no han sido de la zona de vigilancia, puedan entrar a los Estados Unidos".

A nivel local, dijo que "se están estudiando tropa por tropa en distintas provincias, lo cual es un trabajo tipo detectivesco".

El funcionario remarcó también que "cuando cerramos las fronteras, muchos dijeron que estábamos exagerando, pero ahora es Brasil quien militarizó sus fronteras con Paraguay".

Sobre cómo se generó la aparición de animales infectados, expresó que "no solamente entraron por contrabando, sino también por accidente, ya que en el Río Pilcomayo, no hay frontera".

Abundó que "ingresó ganado por alguna de las provincias limítrofes con Paraguay, es decir, Formosa, Chaco, Corrientes o Misiones, por el diferencial de precio que existe con el país vecino, que es del 80%".

En opinión de Bruni, "teniendo un país vecino lamentablemente con aftosa y sin querer reconocerlo, más allá de que en voz baja nos piden vacuna, es un peligro latente".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores