Cobro de peaje es mayor incertidumbre de proyecto Norte-Sur

El consorcio que hoy se adjudicó la concesión de la iniciativa afirmó que una de las dificultades que aún falta por perfeccionar es el modo de recuperar la fuerte inversión que significa construir un proyecto de US$ 440 millones por medio del cobro de peajes.

21 de Agosto de 2000 | 17:06 | EL MERCURIO ONLINE
SANTIAGO.- El consorcio Autopistas Norte Sur -formado por la española Dragados (48%), la sueca Skanska Projektueckling & Fastigheter (48%) y las chilenas Belfi y Brotec (4%)- advirtió hoy, tras adjudicarse la concesión del eje Norte Sur-General Velásquez, que una de las dificultades que aún falta por perfeccionar es el modo de recuperar la fuerte inversión que significa construir un proyecto de US$ 440 millones.

"El proyecto es grande, difícil, y hay que perfeccionarlo, porque aún quedan una serie de incertidumbres técnicas y legales, que esperamos resolver pronto, ya que hemos apostado fuerte por estar en esta concesión urbana", dijo el director de América del Sur del grupo Dragados, Bernardo Díaz.

Según explicó, la mayor incertidumbre consiste en la recuperación de la inversión vía peajes (que no requerirán que el automóvil se detenga), "porque no sabemos si la gente tendrá problemas para pagar las tarifas. Nosotros tenemos que idear la manera de controlar efectivamente que se hagan esos pagos. Esto constituye lo más complejo de la concesión".

El ejecutivo dijo que el consorcio se encuentra analizando la forma de financiar las obras. "Lo estamos estudiando en conjunto con unos consultores legales y con el Citibank, ya que un crédito será una parte importante de la suma total a desembolsar, porque solamente la inversión de obras civiles alcanza los US$ 400 millones", aseveró.

Díaz destacó que "la vida urbana mejorará ostensiblemente en Santiago, porque se tendrá viabilidad y se aumentarán los estándares de velocidad".

Los trabajos comenzarán el 2001 y estarán concluidos el 2005.

La concesión tendrá una duración de 30 años y su financiamiento provendrá del cobro de peaje a los usuarios ($ 20, $ 40 y $ 60 por Km. en período fuera de punta, punta y congestión, respectivamente). El sistema tiene una demanda asociada de entre 40 mil a 130 mil vehículos diarios.

Se estima que la obra permitirá dar trabajo directo a entre 1.500 y 2.000 personas al año. Por cada trabajador directo se generarán 1,5 indirectos.

Adelantó que "después de ganar esta concesión tenemos que pensar en nuestra estrategia futura que consistirá en evaluar la participación en otras concesiones, como Américo Vespucio Sur".

Durante el primer semestre de este año, Dragados se adjudicó una concesión urbana en Sudáfrica, otra en Inglaterra y la concesión del Aeropuerto de Cali. "En Chile, estamos construyendo el Hospital de San Juan de Dios y participando en la construcción del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, como socios de la concesionaria SCL", puntualizó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores