Presidente regional de Renault dice que Mercosur está muerto

El presidente de Renault para el Mercado Común del Sur (Mercosur), Luc-Alexandre Ménard, considera que la unión aduanera integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay "está muerta", por lo menos para el sector de automóviles.

29 de Agosto de 2000 | 10:49 | EFE
RÍO DE JANEIRO.- El presidente de Renault para el Mercado Común del Sur (Mercosur), Luc-Alexandre Ménard, considera que la unión aduanera integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay "está muerta", por lo menos para el sector de automóviles.

"Para nuestro sector, el Mercosur está muerto", aseguró el empresario francés en declaraciones publicadas hoy por el diario "Valor".

De acuerdo con el ejecutivo, la crisis en las negociaciones entre Argentina y Brasil para incluir el sector automotriz en el régimen de libre comercio regional obligó a Renault a replantearse algunas decisiones estratégicas.

Los dos países firmaron en junio pasado, tras más de cuatro años de negociaciones, un acuerdo automotriz común, al que no se adhirieron Uruguay y Paraguay, pero algunas divergencias en la interpretación sobre el porcentaje de piezas nacionales que deben tener los automóviles han impedido que el mismo sea puesto en ejecución.

El régimen automotor debe regir hasta el 2006, cuando se espera la liberalización del sector.

Ante la crisis en las negociaciones, la reactivación de la economía y de la demanda de automóviles en Brasil, así como la caída de la demanda en Argentina, son los elementos que, para Ménard, son tenidos en cuenta por las montadoras cuando piensan en inversiones en la región.

Ménard reconoció que la planificación estratégica de la fabricante francesa está cambiando y que ahora es evidente el proceso de migración de las inversiones de Argentina hacia Brasil.

El volumen de compras en los dos países se invirtió este año y ahora Renault adquiere más en Brasil que en Argentina, de acuerdo con el presidente de la empresa para Mercosur.

Renault gastó el año pasado 280 millones de dólares en componentes para sus automóviles en Argentina y otros 81 millones en Brasil, en tanto que las previsiones para este año son que el volumen de compras en Brasil aumente a 269 millones de dólares y que se reduzca en Argentina a 235 millones de dólares.

Renault, que abrió su primera planta de producción en Brasil hace apenas tres años, aún es fuerte en Argentina, en donde tiene el 20 por ciento del mercado, y apenas comienza a crecer en Brasil, en donde el año pasado tuvo una participación del 4,5 por ciento.

Pese a ello, las inversiones en Argentina se estancaron (la empresa incluso desactivó la línea de montaje de un modelo en Santa Isabel y dejó de producir motores en ese país, en tanto que las dirigidas a Brasil no paran de crecer ya que Renault comenzará a producir un tercer modelo brasileño este año.

La montadora francesa, al parecer, no es la única que está siguiendo esa línea de acción. La italiana Fiat, según revela el diario "Valor", decidió dar vacaciones a 1.300 trabajadores en su planta en Córdoba (Argentina), a quienes reducirá los salarios, ante la reducción de la demanda en ese país.

Fiat, además, tan sólo está produciendo en Argentina para el mercado local debido a que las líneas destinadas a abastecer el mercado brasileño ya fueron transferidas hacia este lado de la frontera.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores